Lo que antes era sólo un aglomerado empresarial común en Bogotá, Colombia, se convirtió en un pulmón verde gracias a un proyecto paisajístico. En medio del duro concreto de los edificios circundantes, fue revitalizada la plaza del Centro Empresarial de Santa Bárbara donde se destaca la vegetación, un lago de agua pluvial y la geometría indefinida.

«Los rasgos, texturas y colores del diseño recrean un ecosistema intermedio entre lo acuático y lo terrestre», explica el estudio de arquitectura Obraestudio, responsable del proyecto. Parte de eso, porque en la plaza se creó un jardín que aprovecha agua de lluvia.

Este concepto está inspirado en las zonas húmedas de la Savana de Bogotá, así como sus áreas rocosas y sus abundantes especies de plantas. Esto crea un gran contraste con los edificios existentes.

El proyecto de aproximadamente 8.300M2 ha transformado un área común que da acceso a seis torres comerciales en un lugar agradable de estar. Donde antes había sólo un vacío, ahora se extiende un parque lineal con senderos sinuosos intercalados y vegetación nativa. Y mantuvo los techos verdes preexistentes. Además, realizó una reforma en el antiguo ascensor y escalera, utilizando una estructura de acero que ahora integra la arquitectura y crea un espacio escultural. La combinación de tales elementos cambiaron completamente el aspecto del lugar, lo que ciertamente contribuye positivamente a la experiencia cotidiana de los que allí trabajan.

Fotos: Daniel Segura, Andrés Valbuena, Jairo Llano