Supermercados en Tailandia reemplazan plástico por hojas de plátano

 

Un supermercado en Chiangmai, Tailandia, está probando una alternativa para evitar el uso excesivo de plástico que envasan frutas y verduras. La solución encontrada por Rimping Supermarket fue utilizar un material resistente, que existe en abundancia, totalmente orgánico y aún muy bonito: la hoja de plátano.

 

Supermercados en Tailandia reemplazan plástico por hojas de plátano

Envolver con hojas de plátano no es exactamente una novedad para la cultura culinaria de algunos países tropicales, como en Asia. En la India llevan usando hojas de plátano para los platos de arroz durante siglos, mientras que las vecinas China, Tailandia, Vietnam y Malasia las usan para envolver alimentos. En Brasil también se usa por la cultura indígena y Caiçara.

Supermercados en Tailandia reemplazan plástico por hojas de plátano

El Rimping Supermarket ha sido inteligente en elegir las hojas de plátano. Las hojas son gruesas, anchas y flexibles. Pueden ser enrolladas y dobladas fácilmente, sin romperse, y soportan también variaciones de temperaturas, ideales para el corredor de productos refrigerados.

 

Supermercados en Tailandia reemplazan plástico por hojas de plátano

Barata y ecológica

Los beneficios de usar las hojas de plátano no son pocos: son grandes, gruesas y lo suficientemente flexibles como para ser dobladas. Además, llevan un lazo de bambú para completar el envase y poder ofrecérselo a sus clientes. El único plástico que utilizan es el que lleva la pegatina con el precio y el código del producto, una cantidad casi insignificante comparado con la ingente cantidad que empleaban anteriormente.

Supermercados en Tailandia reemplazan plástico por hojas de plátano

No es el único uso que se puede dar a las hojas de plátano: en Centroamérica es habitual utilizarlas para cocinar los tamales, una comida típica, mientras en el sudeste asiático suele usarse para envolver plantas de arroz. En todos estos casos, las temperaturas tropicales fomentan los plataneros, por lo que es una materia gratuita que cualquiera puede conseguir.

También te puede interesar:  Comienzan a construirse las dos plantas solares más grandes del mundo en Latinoamérica