El índice glucémico o glucemia se refiere a la concentración de glucosa en la sangre. La glucosa, a su vez, es un tipo de carbohidrato, ingerido durante la alimentación y absorbido por el organismo. Alimentos como pan, papa y masas son ricos en carbohidratos, que sirven de fuente de energía para las funciones de nuestro cuerpo. Como el carbohidrato es un azúcar, los alimentos dulces también están relacionados con la glucemia.

El páncreas es responsable de secretar una sustancia que regula los niveles de azúcar en la sangre: la insulina. Lo ideal es que ese nivel no sea demasiado alto, ni bajo. Por diversos factores, el páncreas puede dejar de funcionar adecuadamente, llevando a una alteración de la glucemia: hiperglucemia o hipoglucemia. Este tipo de variación puede medirse por medio de un análisis de sangre que mide la cantidad de azúcar en el torrente sanguíneo.

Si los niveles de glucosa en la sangre suben en cantidad excesiva, puede conducir a una enfermedad llamada diabetes. Si está controlada, esta enfermedad no es grave, y se puede vivir con ella tranquilamente, con algunas restricciones alimentarias, por supuesto! Pero si no es controlada, la diabetes puede convertirse en una enfermedad grave, pudiendo traer problemas de visión, que puede incluso llevar a la ceguera y también problemas de cicatrización de heridas, que en los casos más graves, llega a causar amputación de miembros.

Para controlar el índice glucémico, el paciente puede tomar dosis diarias de insulina, esto en el caso de que ya tenga diabetes. La mayoría de los pacientes diabéticos toman insulina en casa, con aguja y jeringa, después de aprender a manejarla bien.

Control de la Glucemia con Remedios Naturales

¿Es posible regular la glucemia haciendo sólo uso de tés? Cientificamente, no hay estudios que demuestren ese tipo de efecto. Sin embargo, hay sí hierbas que pueden contribuir al control glucémico. En otras palabras, es necesario que el paciente busque un médico, cambie su dieta y, si es el caso, tome la medicación indicada. El té es sólo una forma auxiliar de tratamiento, que puede traer resultados positivos.

Ver abajo los ingredientes que usted necesitará para hacer ese té.

Té Para Controlar la Glicemia

Ingredientes

  • 2 cucharadas secas de carqueja
  • 1 cucharadita de stevia
  • 1 litro de agua

Preparación:

Añadir las hierbas y agua llevar a fuego. Después de levantar ebullición, espere 5 minutos. A continuación, apague el fuego y espere a que se asiente. Colar y reserve para consumir a lo largo del día. Puede ser consumido caliente o frío.

Cómo usar el té

Tomar 1 taza de té, 3 veces al día, preferentemente 30 minutos antes de las comidas principales. Como ya se ha dicho, la bebida puede ser tomada fría o caliente.

Una vez más, es bueno tener en cuenta que el té puede ayudar a controlar los índices glucémicos, pero no sustituye a un diagnóstico médico y, en algunos casos, sólo el uso de medicamentos más fuertes puede controlar la glucemia.

Es importante resaltar también la importancia de seguir las orientaciones médicas en cuanto a la alimentación, que deberá ser restringida, evitando el consumo de azúcar y de carbohidratos.