Los estudios demuestran que el aceite de tomillo es uno de los remedios más potentes disponibles para la infección de garganta y las infecciones respiratorias

¿Sufres de dolor de garganta o tos?

Un estudio de 2011 demostró que el aceite de tomillo es altamente eficaz contra 120 cepas de bacterias tomadas de pacientes con infecciones orales, respiratorias y del tracto urinario, incluidas varias cepas resistentes a los antibióticos.

Un estudio de 2013 se centró más específicamente en la faringitis estreptocócica. De los 18 aceites esenciales que los investigadores probaron, encontraron los que mostraron «actividad antibacteriana significativa» contra el estreptococo: tomillo, orégano, canela, hierba de limón.

Los autores del estudio señalan que la penicilina no siempre es eficaz en el tratamiento de Streptococcus pyogenes. y dice que las cinco hierbas podrían ser una adición «interesante» a nuestro «arsenal terapéutico alternativo».

El Dr. Ax recomienda agregar 2 gotas de aceite de tomillo a una bocanada de agua y hacer gárgaras para aliviar el dolor de garganta.

Un estudio de 2016 encontró que la ingesta de timol, un fenol obtenido del aceite de tomillo, acortó significativamente la duración de la infección del tracto respiratorio superior, mientras que alivia la tos y la dificultad para respirar.

La efectividad de la combinación de extracto de tomillo, extracto de onagra y timol fue «comparable al antibiótico sintético ambroxol», escribieron los autores del estudio.

El Horticultor