Vuelve la calidad de los electrodomésticos de antes, por una economía sustentable

La obsolescencia programada es la reducción intencionada en la vida de un producto para aumentar su consumo y, hoy en día, el sector de las Tecnologías es uno de los más afectados.

¿Cómo luchar contra la obsolescencia programada?

La fundación Feniss (Fundación Energía para la Innovación Sostenible Sin Obsolescencia Programada) ha creado el sello ISSOP para empresas y organizaciones. Es una certificación gratuita que distingue a aquellas entidades que priorizan la compra de productos y la contratación de servicios respetuosos con el medio ambiente, fabricados sin obsolescencia programada.

La forma más obvia de actuar contra este fenómeno es adquirir productos “sin fecha de caducidad” y esta certificación hace más fácil la búsqueda.

El sello ISSOP busca proteger a los consumidores y al medio ambiente de prácticas tan frecuentes en la industria como la obsolescencia programada.

Afortunadamente, desde el punto de vista del consumidor, comienzan a surgir soluciones que buscan proteger a los clientes ante este tipo de prácticas estratégicas.

La UE quiere adoptar en 2021 normas para alargar la vida de los electrodomésticos.

Los productos que obtengan este sello cumplen, según fija ISSOP en su propia página web, los siguientes puntos:

1. Priorizar la compra de productos y la contratación de servicios que sean respetuosos con el medio ambiente, fabricados sin obsolescencia programada, y si es fabricante de algún producto, fabricarlo sin obsolescencia programada. Utilizando preferiblemente producto local y el “Comercio Justo”.

2. Contribuir a la mejora energética y a la disminución de emisiones, con el objeto de reducir las huellas de carbono y ecológica corporativa.

3. Realizar la correcta gestión de residuos.

4. Promover la cultura del consumo social y ambientalmente responsable.

5. Apostar por una responsabilidad ambiental y la preservación del Medio Ambiente local.

6. Facilitar el acceso a la formación ambiental y de integración social.

7. Evitar hacer uso de una publicidad engañosa o ambiental y socialmente irresponsable.

8. Promover la igualdad e integración social.

9. Facilitar la conciliación laboral, familiar y personal.

10. Promover y difundir los compromisos adoptados hacia un modelo de gestión más sostenible y responsable. Incluir en sus contratos con terceros cláusulas que impidan la corrupción.

Los puntos establecidos para la obtención del sello ISSOP no solo buscan la ausencia de obsolescencia programada, también protegen el medio ambiente y el desarrollo sostenible de los productos, aspectos que también se ven influenciados por estas prácticas que rodean a las industrias tecnológicas.

Fuente: https://hipertextual.com/

https://www.efeverde.com/

 

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.