5 Formas de proteger tus plantas de una helada repentina

Una helada inesperada puede devastar rápidamente su jardín. Incluso en otoño, cuando intentamos cosechar la mayor cantidad de alimentos posible, puede forzar a las plantas más establecidas a volverse inactivas y no productivas.

Cómo proteger tus plantas de las heladas:

La helada puede ser mortal para nuestros cultivos, pero practicar un poco de vigilancia y estar listos, puede marcar una gran diferencia en la protección de sus delicadas plantas del frío.

1. Cubra sus plantas individuales con una Botella reciclada:

Una campana hecha de plástico o vidrio que ayuda a mantener las plantas más pequeñas cálidas y acogedoras en climas fríos.

Si tienes problemas, muchas cosas alrededor de la casa se pueden usar como, Un balde invertido o una maceta sería suficiente. O corte el fondo de las jarras de plástico para leche y acomódelas en el suelo. Cuando use campanas para protegerse de las heladas, colóquelas sobre sus plantas justo antes del anochecer y destape por la mañana para que puedan beneficiarse del calor y la energía del sol.

2. Darles una manta:

Para proteger un grupo más grande de plantas, simplemente cúbralas con mantas, sábanas, cortina de baño vieja. Antes de colocar la tela, coloque varias estacas alrededor de sus plantas para que cuando las cubra, cree una estructura similar a una tienda de campaña.

Permita que el material cubra las plantas hasta la línea del suelo. No lo sujetes alrededor del tronco o el tallo de la planta, ya que atarlo evitará que el calor de la tierra emane a través de la planta. Para una mayor resistencia a las heladas, agregue una capa final de plástico: una lona o una cortina de baño vieja, por ejemplo, funcionaría muy bien.

Solo tenga cuidado de que ninguna parte de la cubierta de plástico haga contacto con el follaje de su planta, ya que el plástico puede dañar sus plantas. Pese las esquinas y los bordes con piedras pesadas o ladrillos para evitar que los revestimientos se vuelen en la noche. Hecho justo antes del anochecer, deberá quitar estos revestimientos a primera hora de la mañana del día siguiente.

 

3. Envuelve tus árboles:

Los árboles más jóvenes, entre las edades de 1 a 4 años, son mucho más sensibles a las heladas, lo que puede matarlos por completo. Del mismo modo, los brotes y las flores de los árboles frutales expuestos a las heladas en primavera obstaculizarán su crecimiento y reducirán la cosecha durante el resto de la temporada de crecimiento.

Los cítricos son particularmente sensibles a las heladas y deben protegerse cuando las temperaturas bajan a -1°C. Para proteger los árboles del frío, envuelva sus troncos con toallas, mantas, cartón, trapos o aislamiento de tuberías. También puede usar arpillera o envolturas protectoras de árboles de fieltro.

Comenzando en la base del tronco, envuélvalos y asegúrese de superponer las capas un par de centimentros. Siga envolviendo de esta manera hasta llegar a las ramas más bajas del árbol. Asegure la envoltura al árbol con un poco de hilo o cinta impermeable.

4. Agregar una capa gruesa de mantillo, Mulch:

Al igual que ponerse un suéter cuando hace frío, agregar una capa de mantillo a las camas de su jardín ayudará a proteger el suelo de cambios bruscos de temperatura. Use paja, astillas de madera o incluso un montón de hojas para proporcionar un aislamiento crucial para los sistemas de raíces de las plantas bajo tierra. Cubra con hasta una profundidad de 6 a 8 cm, para crear una buena barrera. Deje 4 a 6cm de abertura alrededor del tallo central para que el calor del suelo pueda viajar a través de la planta.

5. Riegue en la Tarde:

Puede parecer contradictorio, pero mantener el suelo húmedo puede ayudar a proteger las plantas del frío. El suelo húmedo tiene un efecto aislante, que irradia calor hacia arriba al anochecer. Cuando riegue las plantas antes de una ola de frío, asegúrese de hacerlo al mediodía cuando las temperaturas aún sean algo cálidas.

Fuente: https://www.ruralsprout.com/

 

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.