La estructura del templo maya en bambú consiste de bóvedas arqueadas que se apoyan unas a otras.

El Templo maya Luum se creó para ser un espacio acogedor dentro de una comunidad residencial. Está ubicado en una zona de selva nativa conservada en Tulum, zona arqueológica maya en la costa caribeña de México.

Diseño del templo maya

La firma de arquitectura mexicana CO-LAB, diseñó el gran pabellón donde sólo se puede llegar a través de senderos. Ofrece un ambiente natural y tranquilo. Está rodeado de naturaleza y aire puro, por lo tanto, es un lugar perfecto para la reflexión y la relajación.

Templo_Maya_Diseño

La estructura del templo tiene cinco lados y consiste en bóvedas arqueadas que se apoyan unas a otras. El diseño se concibió soportado en la idea de la «coexistencia en la dependencia estructural», que tiene un significado simbólico.

La»coexistencia en la dependencia estructural» representa nuestra interdependencia y los logros que podemos alcanzar cuando trabajamos juntos.

Un software paramétrico permitió al estudio proporcionar a los constructores puntos de fijación precisos, para lograr este significado.

Templo_Maya_Meditacion

Construcción del templo maya

El bambú fue arqueado en el lugar, atornillado y amarrado en grupos. Así, cada pedazo del tejido trabaja en conjunto, como un elemento unificado.

Los arcos fueron erguidos, luego se entrelazaron por un patrón triangular estructural y se unieron en dos capas continuas de celdas de bambú firmemente tejidas.

Templo_Maya_Bambu

Externamente, una capa de paja local protege la estructura de la lluvia y permite que respire el clima tropical de Tulum.

La ventilación del espacio es constante, por tratarse de una estructura abierta. Además, ofrece una panorámica que permite apreciar el juego de luz y sombra que ocurre cuando la vegetación se mueve.

También te puede interesar:  Lista de Frutas y Verduras Más Fumigados durante su Cultivo

Templo_Maya_Estructura

 

Templo_Maya_Techo

Templo_Maya_Estructura_bambu

La elección del bambú

Como el bambú tiene cosecha de crecimiento rápido, es un fuerte aliado en la captura de carbono de la atmósfera. El bambú, libera aproximadamente un 35% más de oxígeno que los árboles.

Es altamente regenerativo, versátil y no necesita fertilizantes, pesticidas ni herbicidas.

Templo_Maya_Relajacion

Templo_Maya_Reflexion

Más info en Designboom