Beneficios de la fresa: 10 razones para comer más y más

Las fresas son excelentes para la salud ya que aportan una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes, pero debes tener mucho cuidado con su origen ya que las fresas producidas industrialmente están cargadas de pesticidas.

Es una fruta muy apreciada al natural y preferiblemente sin azúcar, pero puedes poner fresas en varios platos: dulces, tortas, jaleas, ensaladas, zumos, batidos, helados, pudines e incluso platos salados como el risotto.

Para un desayuno saludable, nada mejor que comerse una mezcla de frutas de distintos colores, entre ellas unas fresas muy rojas. O, al final de la tarde, mezcle algunas frutas en una licuadora (frutas rojas, por ejemplo, que están cargadas de antocianinas y vitaminas) y tomelo lentamente, viendo la puesta de sol.

Los beneficios de la fresa para tu salud

Para aprovechar al máximo sus propiedades nutricionales, lo ideal es consumir fresas con regularidad y, mejor aún, si las fresas están en su temporada óptima.

Las fresas son ricas en:

  • vitaminas como A, C, K, B-6, B1, B2, B3, B5 y folato
  • minerales como calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, cobre, manganeso y selenio
  • antioxidantes como luteína, zeaxantina, caroteno, licopeno. antocianinas, elagitaninas
  • aminoácidos como triptófano, leucina, entre muchos otros.

Beneficios de la fresa: 10 razones para comer más y más

Rica en antioxidantes, la fresa combate el envejecimiento

Junto con otras frutas rojas – grosellas negras, moras, ciruelas, uvas y frutos del bosque – las fresas se encuentran entre las frutas más ricas en antioxidantes, sustancias que ayudan al organismo a ralentizar el proceso de envejecimiento a nivel celular, protegiéndolas de la acción de los radicales libres.

Este estudio encontró que el consumo diario de fresas trae un, moderado, pero significativo aumento de antioxidantes en una persona sana.

Este otro estudio encontró que comer más frutas y verduras, incluidas las fresas, se asocia con una menor incidencia y tasas de mortalidad por cáncer, enfermedades cardíacas y una serie de otras enfermedades. Todo esto gracias a los antioxidantes, ¡en los que son ricas las fresas!

Excelente fuente de vitamina C, mejora la inmunidad.

Una porción de 8 fresas contiene más vitamina C que una naranja. Combinar fresas y kiwis en un batido o ensalada de frutas te dará toda la vitamina C que necesitas.

La vitamina C se asocia con un aumento de las defensas inmunológicas, combate los resfriados y la gripe, pero también es un poderoso antioxidante, ayuda a reafirmar la piel ya que participa en la síntesis de colágeno, que a su vez es importante para la salud de ligamentos, huesos y músculos.

La vitamina C también es excelente para la piel.

Las fresas equilibran el azúcar en sangre

Algunos estudios ya han demostrado que las fresas pueden ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre, evitando que nuestro cuerpo produzca picos de azúcar en la sangre. Por tanto, su ingesta habitual previene el aumento de peso, los cambios de humor, la diabetes y la hipoglucemia.

Beneficios de la fresa: 10 razones para comer más y más

Las fresas tienen propiedades antiinflamatorias

Las fresas tienen una acción antiinflamatoria, probada en algunos estudios, como dice esta revisión.

Este otro estudio habla de la acción antiinflamatoria de la fresa en casos de colitis.

Para obtener estos beneficios, coma fresas con regularidad.

Fresas para una buena memoria y más energía

El contenido de antocianinas de las fresas contribuye a la transformación de lípidos en energía y también a mejorar la capacidad de memoria.

Las fresas tienen propiedades anticancerígenas.

Varios estudios sugieren que las bayas (moras, arandados, etc) como las fresas pueden ayudar a prevenir muchos tipos de cáncer porque pueden combatir el estrés oxidativo y la inflamación.

Algunos estudios sugieren que las fresas inhiben la formación de tumores en animales con cáncer oral y en células de cáncer de hígado humano.

Según los investigadores del Departamento de Medicina Interna de la Universidad Estatal de Ohio, las fresas tienen una acción reductora en el desarrollo de células precancerosas en el cáncer de esófago. Después de seis meses de consumo terapéutico de fresas por 36 pacientes, se registró una disminución significativa en el grado histológico de las lesiones precancerosas en el esófago en 29 casos.

Beneficios de la fresa: 10 razones para comer más y más

Las fresas protegen el esmalte de los dientes

Las fresas contienen xilitol, una sustancia capaz de proteger los dientes de la acumulación de sarro y la formación de placa. Por este motivo, en el pasado se utilizaban fresas con hojas de salvia, frotadas sobre los dientes, para obtener un blanqueamiento natural.

Este estudio indica que, de hecho, la fresa ayuda a blanquear los dientes, específicamente de las manchas provocadas por el consumo de café.

La fresa ayuda a las personas con artritis y reumatismo.

Según la American Arthritis Foundation, el consumo excesivo de fresas ayuda a reducir el riesgo de artritis en hasta tres veces. Sus propiedades beneficiosas también contribuyen a combatir  la gota y el reumatismo, además de tener una acción positiva contra el metabolismo óseo. Esto es gracias a su riqueza en vitamina C.

La fresa combate el colesterol malo

Este estudio probó la capacidad de los compuestos fenólicos de la fresa para mitigar los efectos posprandiales de una comida rica en colesterol malo, LDL, y también investigó los efectos de los compuestos fenólicos sobre el metabolismo de los lípidos (grasas).

El resultado es que las fresas ayudan a combatir el colesterol malo, aliviando sus efectos nocivos. Entonces, tal vez después de una comida rica en grasas, ¡el postre de fresa es la mejor opción!

La fresa combate las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardíacas son las principales causas de muerte en el mundo.

Varios estudios relacionan el consumo de bayas con un menor riesgo de muerte relacionada con el corazón.

Esto se debe a que estas bayas, incluidas las fresas, pueden elevar el nivel de colesterol HDL (bueno), equilibrar la presión arterial y la función de las plaquetas sanguíneas.

Contraindicaciones

El contenido de ácidos fenólicos en la fresa actúa positivamente en la reducción de los procesos bioquímicos relacionados con las reacciones alérgicas. Pero las fresas también pueden causar alergias en algunas personas especialmente sensibles.

Los niños pequeños especialmente pueden tener alergia a las fresas, así que introduzca esta fruta en la dieta de su hijo lentamente.

Generalmente, las personas sensibles al polen son las que tienen alergia a las fresas.

Los síntomas más habituales de la alergia a la fresa son: picor, hormigueo en la boca, dolor de cabeza, hinchazón de labios, cara, lengua o garganta, que pueden provocar problemas respiratorios en casos extremos.

Las fresas contienen bociógenos (sustancias que dificultan la absorción de yodo y están asociadas con enfermedades de la tiroides como hipotiroidismo, hipertiroidismo, tiroiditis de Hashimoto, enfermedad de Graves y cáncer de tiroides). Estas sustancias pueden interferir con el funcionamiento de la glándula tiroides, pero su consumo debería ser muy elevado. De todos modos, no se exceda si tiene este tipo de problema y consulte a un médico.

Plantar fresas: fácil y hermoso

Beneficios de la fresa: 10 razones para comer más y más

La fresa es una planta que crece en una maceta o jardín. Incluso puedes cultivar fresas en la ventana de tu dormitorio. O en jarrones colgados uno sobre el otro en la esquina del porche. O incluso en interiores, siempre que el lugar esté lleno de luz y sol directo. Son preciosas, es una planta muy armoniosa, con pequeñas flores blancas. El consejo es que compre una planta ya formada, por lo que tendrá fresas para comer mucho antes.

Martín Reid

Apicultor, experto en sostenibilidad, apasionado por los huertos, el cultivo de alimentos orgánicos y las hierbas medicinales. Escribe para "El Horticultor" desde 2014.