Como y Porqué podar los chupones del tomate

La poda de tomate es realmente simple, es una tarea que se puede hacer mientras se riega o desmaleza y da como resultado plantas de tomate más saludables y frutas más grandes, con muy poco esfuerzo.

Para que la planta no pierda tantos nutrientes en formar nuevas ramas y hojas y se centren en la formación del fruto, es muy interesante una poda cuidadosa. Cuando se podan las plantas de tomate, se refuerza la planta para dirigir su energía hacia el interior y hacer grandes frutos.

Aclaración: No podes las plantas de tomate mientras se encuentran mojadas; corres el riesgo de propagar o introducir la enfermedad de las plantas mojadas.

Cómo podar los chupones del tomate:

A los 15 o 20 días de haber trasplantado las tomateras, comienzan a crecer en las axilas de las hojas unos brotes de crecimiento lateral que si no se podan formarían nuevos tallos que ocuparían demasiado espacio y competirían con el tallo principal por la luz y los recursos del suelo, haciendo que los frutos fueran más pequeños. Además, se dificultaría mucho la aireación de las plantas aumentando el riesgo de padecer enfermedades. La poda de brotes se basa en quitar los brotes (normalmente llamados chupones). Los chupones aparecen en la parte axilar del tallo como muestra la siguiente imagen.

Estos pequeños brotes que retiramos podemos utilizarlos para tener nuevas plantas de tomate en 15 dias!!!

En condiciones favorables (verano) esta poda ha de hacerse semanalmente o, incluso, un par de veces por semana si fuera necesario. El resto del año, con temperaturas más bajas, se puede realizar cada 2 semanas, ya que el crecimiento será más lento.

Si te quedaron dudas, mirá el siguiente video que explica de manera simple como quitar los chupones al Tomate!

Fuente:

https://www.thespruce.com/

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.