Este Supermercado cultiva alimentos orgánicos en la misma tienda

La frescura de las frutas y hortalizas que compramos en los supermercados suele ser una de las cosas que más preocupa a los consumidores. Sin embargo, la innovación en la forma que cultivamos nuestros alimentos sigue adelante. Hoy ya existen huertos modulares, que cultivan hortalizas dentro del propio supermercado.

Individualizando el cultivo de hortalizas

Los supermercados se esfuerzan por preservar la frescura de sus hortalizas, que normalmente dependen de un complejo sistema de refrigeración. Además, estas deben recorrer muchos kilómetros para llegar desde el campo a los anaqueles del establecimiento en el mejor estado posible.

Pero esto está cambiando rápidamente. La empresa alemana Infarm ha desarrollado un sistema de cultivo hidropónico modular, que permite sembrar y cultivar distintos tipos de hortalizas dentro de las instalaciones del supermercado.

La creadora de Infarm, Osnat Michaeli, ha mencionado que “Durante la mayor parte del siglo pasado, los alimentos se han producido lejos de donde se consumen, generando una cadena de suministro que es ambientalmente insostenible”. La preocupación de esta joven alemana sobre el impacto ambiental que tiene el transporte industrial de alimentos, la llevó a diseñar y patentar los primeros modelos de Infarm. Estos producen distintos tipos de hortalizas de forma completamente local.

Supermercados con huertas ‘conectadas’ venden verduras frescas y sostenibles

¿Cómo funciona un Infarm?

Desde el exterior, las cámaras modulares hidropónicas se asemejan a un simple refrigerador de gran tamaño, típico de supermercados. Pero, dentro de estos módulos, ocurre un verdadero avance futurista que podría cambiar radicalmente la forma en la que nos alimentamos.

Actualmente, un módulo Infarm puede producir un máximo de 8.000 hortalizas anualmente. Esta cantidad aún está lejos de poder competir con las grandes industrias de cultivo industrial. Sin embargo, la frescura que podemos encontrar en los alimentos cultivados en estas cámaras modulares hace que resalten de entre la competencia.

No solo eso, las Infarm toman su responsabilidad ecológica muy seriamente, y sus diseñadores se aseguran de que puedan cultivar la mayor cantidad de hortalizas posible sin usar demasiada agua o fertilizantes artificiales. Sin duda, han tenido éxito en esta misión, ya que cada cámara hidropónica utiliza 95% menos agua que un huerto tradicional.

Supermercados con huertas ‘conectadas’ venden verduras frescas y sostenibles

Expandiendo el cultivo sostenible

Hoy en día, las granjas modulares están presentes en unas pocas cadenas de supermercados de Europa y Estados Unidos. El camino de Infarm hacia la agricultura sostenible aún está en sus inicios. No obstante, sigue creciendo rápidamente y ganando numerosos seguidores.

Esta nueva modalidad de cultivo está presente en cadenas de supermercado como QFC, Edeka y METRO. La expansión de Infarm no se detiene. De hecho, se espera que en los próximos años su tecnología agrícola llegue diferentes países como Francia, Canadá, Suecia, Nueva Zelanda, Japón, Corea del Sur y China.

En un futuro, las personas no solo podrán disfrutar de alimentos cultivados en sus supermercados de confianza, sino que esta innovadora tecnología podría convertirse en particular y hogareña. Así, se permitirá que cada persona pueda tener su propio huerto sostenible en la comodidad de sus propias casas.

 

https://www.infarm.com/