Melisa o Toronjil: Propiedades, Beneficios y Usos

 

La Melisa, popularmente es conocida como toronjil u hoja de limón​; debido a su aroma cítrico, es una planta herbácea perenne de la familia de la menta y del boldo, nativa de Europa, del norte de África y del oeste de Asia, pero hoy se cultiva en todo el mundo.

Está ampliamente disponible y es económica, también se puede cultivar fácilmente en un huerto. Elogiada por sus propiedades relajantes y sedantes, el té de melisa ha sido parte de las prácticas tradicionales de sanación desde hace siglos.

Históricamente hablando, esta hierba estaba dedicada a la diosa Diana y usada médicamente por los griegos hace unos dos mil años. En la Edad Media, solía ser empleada para aliviar la tensión, para curar heridas, para calmar el dolor de dientes, para aplacar erupciones cutáneas, mordiscos de perros rabiosos y para reponerse de enfermedades durante el embarazo.

La amplia gama de beneficios para la salud se da en gran parte como resultado de los compuestos activos también encontrados en el cedrón, incluyendo taninos, flavonoides, ácido rosmarínico, citronelal, eugenol y otros compuestos polifenólicos, así como cobre, manganeso, zinc y varias vitaminas esenciales.

 

¿Para qué sirve la Melisa o Toronjil?

 

Cada taza de té de melisa contiene una gran variedad de ingredientes psicoactivos que interactúan de forma natural y segura con la química del cerebro para producir sus efectos. La acción calmante viene del ácido rosmarínico, que soporta e inhibe el aumento de los niveles de la GABA (ácido gamma-aminobutírico) neurotransmisor que juega un rol importante en el comportamiento, en la cognición y en la respuesta del cuerpo frente al estrés.

Los terpenos, principal constituyente de los aceites esenciales, en este caso de la melisa, generan efectos calmantes/anti-inflamatorios que estabilizan el tejido cerebral agitado. El compuesto eugenol es un analgésico que puede anestesiar los músculos irritados o tensos. Los taninos pueden combatir infecciones bacterianas y virus, ayudando a mantener la salud de las estructuras y procesos neurales.

Uno de los efectos más notables de la infusión es su interacción con los receptores nicotínicos y muscarínicos. Esta acción hace que el cerebro sea más susceptible a los efectos de la acetilcolina, neurotransmisor que alimenta el tejido cerebral y mejora la comunicación global, donde el crecimiento de las estructuras neurales es alentado y la sensibilidad sensorial se torna aguda.

Además, este té calma el tracto digestivo, trata los trastornos del sueño, impulsa el sistema inmunológico, desintoxica el cuerpo, disminuye la fiebre, elimina la ansiedad, alivia los síntomas menstruales, entre otros.

Melisa o Toronjil: Propiedades, Beneficios y Usos

 

Beneficios del té de melisa o toronjil

 

Sus beneficios son innumerables. Usted debiese beber el té de melisa si sufre de: ansiedad, insomnio, resfrío, tos, gripe, infección respiratoria, Alzheimer, demencia, fiebre, cólicos menstruales dolorosos, herpes, hinchazón, flatulencia, dolores de cabeza, presión alta e incluso picaduras de insectos.

 

  1. Alivia el estrés

La Melisa se utiliza para aliviar los síntomas de estrés, ayuda a relajarse y a mejorar el estado de ánimo. Sabemos que el exceso de hormonas del estrés en el cuerpo puede derivar en varios problemas, incluyendo niveles más altos de estrés oxidativo (envejecimiento del organismo), presión sobre el metabolismo y problemas cardíacos.

Algunos colaboradores que decidieron tomar el té reportaron un aumento de la sensación de calma y reducción de los sentimientos de alerta.

 

  1. Ansiedad

La infusión es muy popular y común para el tratamiento de las personas que sufren de ansiedad. Las propiedades calmantes de los antioxidantes y compuestos volátiles de este té tienen un efecto en el sistema nervioso, lo que reduce los síntomas de ansiedad y de depresión.

 

  1. Alivia el insomnio y otros trastornos del sueño

El té de melisa combinado con la Valeriana puede ayudar a aliviar los trastornos de del sueño como el insomnio. Los investigadores descubrieron que los niños que tomaron una dosis combinada tuvieron una mejora del 70% al 80% en los síntomas. Tanto los investigadores como los padres consideraron la Melisa un muy buen tratamiento. Sin embargo, más investigaciones son necesarias para validar estos descubrimientos.

 

  1. Inflamación

Las inflamaciones tienen variados orígenes, desde artritis y trastornos articulares a indigestión, reacciones alérgicas y dolores de cabeza. La melisa posee varios compuestos anti-inflamatorios comprobados que pueden reducir o eliminar rápidamente esas condiciones, cuando se usa regularmente.

 

  1. Calmante estomacal

Otro uso popular del té de Melisa es el de calmar el estómago. Si usted sufre regularmente de indigestión, exceso de flatulencia, estreñimiento, enfermedad de reflujo ácido, cólicos o hinchazón, tomar una taza relajante de esta infusión todos los días puede potenciar su digestión y garantizar la absorción de los nutrientes adecuados.

 

  1. Sistema inmunológico

Las propiedades antibacterianas y antisépticas presentes en la melisa hacen del té un arma eficaz contra una gran variedad de resfríos, gripes e infecciones. Además de los efectos antioxidantes, esta tisana también puede ayudar a promover la producción de glóbulos blancos y eliminar el moco y la flema, que es donde muchos patógenos les gusta esconderse y proliferar.

 

  1. Cólicos menstruales

El té de Melisa es uno de los tés más antiguos y un confiable remedio para cólicos menstruales intensos. Las propiedades sedantes y analgésicas, combinadas con algunos efectos antiespasmódicos, pueden aliviar la incomodidad de los períodos dolorosos y también aliviar la ansiedad o las fluctuaciones de humor que a menudo acompañan la menstruación.

 

  1. Impulso cognitivo

Para las personas predispuestas o que sufren con la enfermedad de Alzheimer, el té de melisa puede ayudar a mejorar la función cognitiva y agudizar la memoria. Aunque se usa comúnmente como una herramienta de  aromaterapia para la enfermedad de Alzheimer, este té también ofrece el antioxidante que puede prevenir la deposición de placa en las vías neurales.

Un estudio realizado en 2014 invitó a algunas personas a realizar tareas cognitivas involucrando memoria, matemática y concentración. Los resultados sugieren que los participantes que ingirieron melisa tuvieron un desempeño mejor que aquellos que no consumieron.

Aunque estos colaboradores experimentaron un aumento en los niveles de alerta y rendimiento, todavía es posible que la fatiga se establezca con el tiempo. La combinación de hierbas y alimentos también afecta su tasa de absorción, lo que puede haber afectado su eficacia. Se requieren investigaciones adicionales.

 

  1. Tratamiento del herpes genital

El té de Melisa ha sido comúnmente asociado en estudios a una reducción del virus del herpes. Los flavonoides y compuestos fenólicos presentes son principalmente responsables de esta reducción del virus. Su uso se puede hacer tópicamente, pero el impulso del sistema inmunológico obtenido con la ingestión del té también puede ayudar a aliviar esta enfermedad de transmisión sexual.

 

  1. Salud del corazón

La melisa tiene un efecto sedante que ayuda a suprimir la presión arterial, convirtiéndose en una bebida relajante ideal para las personas que sufren de hipertensión.

Esto puede ayudar a disminuir las posibilidades de desarrollar aterosclerosis, de sufrir ataques al corazón y de padecer derrames cerebrales. Si ya está tomando medicamentos para la presión arterial alta, hable con su médico antes de agregar el té bálsamo de limón en su dieta, puede haber interacciones negativas.

 

  1. Ayuda a aliviar el dolor de cabeza

El té de melisa también puede ser útil en el tratamiento de los dolores de cabeza, especialmente si se están produciendo como resultado del estrés. Sus propiedades relajantes pueden ayudar a relajarse, liberar la tensión y relajar los músculos. El consumo de la hierba cidera también puede ayudar a abrir y relajar los vasos sanguíneos, lo que puede contribuir a mejorar las cefaleas.

 

  1. Reduce algunos síntomas de la menopausia

Este té de hierbas se considera un excelente tónico de curación y nutrición. Él tonifica el hígado, ayudando a traer equilibrio a sus niveles hormonales y, por lo tanto, también se considera un tónico refrescante para las mujeres.

Por lo tanto, puede ayudar a las mujeres que están empezando a sentir los primeros síntomas de la menopausia, disminuyendo los cambios de humor y la depresión, además de mantener sus niveles hormonales en equilibrio.

 

  1. Regulador de la tiroides

El té melisa puede ayudar tanto al hipertiroidismo (una enfermedad autoinmune vinculado a una hiperactividad de la tiroides), como en el hipotiroidismo. Es una infusión de equilibrio hormonal, que ayuda a regular su función, además de estimular y fortalecer el sistema inmunológico en personas que sufren de enfermedades autoinmunes.

Nota: si usted está en tratamiento, consulte con su médico antes de tomar este té medicinalmente. Su medicación puede necesitar ajustes.

 

  1. Ayuda con pérdida de peso

Un estudio realizado con el extracto de Melisa evidenció que suprimió el crecimiento de tejido adiposo en ratones y mató a las células de grasa, impidiendo la formación de vasos sanguíneos que alimentan esas células de grasa. También redujo la actividad de proteínas involucradas en la producción de grasa.

Además, el té de Melisa contribuye a la calidad del sueño, que es un factor relacionado con el adelgazamiento, pues dormir lo suficiente todas las noches es importante para garantizar que su programa de pérdida de peso sea tan eficaz como sea posible. Sin dormir, el metabolismo se ve afectado y sus posibilidades de perder peso son muy reducidas, independientemente de cuánto o lo que come.

Con base en estas investigaciones, es posible afirmar que el té de Melisa adelgaza, siempre que sea combinado con una alimentación equilibrada y con la práctica de ejercicios.

Melisa o Toronjil: Propiedades, Beneficios y Usos

 

¿Cómo hacer el té de Melisa o Toronjil?

 

Usted puede hacer el té en casa con esta receta muy simple. Para ello necesitará melisa (hierbabuena) fresca o seca, agua y un poco de miel para endulzar. Si hace té con hojas frescas, usted puede dejarlas enteras o cortarlas para liberar más aceites beneficiosos. Compruebe la receta.

 

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de hojas frescas de hierbas (1 cucharadita de hojas secas de Melisa).
  • 2 tazas de agua filtrada.
  • 1 cucharadita de miel o azúcar, a gusto.

 

Preparación:

  1. Llevar el agua a un hervor en una olla pequeña.
  2. Coloque las hojas de Melisa en una taza y vierta agua hirviendo sobre ellas.
  3. Deje el té en infusión por 5-10 minutos, dependiendo de la intensidad deseada.
  4. Añadir azúcar o miel si lo desea.

 

Consejos:

 

  • La dosis típica es de 300 a 500 mg al día. Sin embargo, la tasa media de té contiene sólo cerca de 100 mg. Para lograr resultados, necesitará consumir varias tazas de té.
  • Si usted cultiva la planta en casa y desea secar una cantidad mayor para uso futuro, simplemente corte los tallos de la planta de hierbas y junte en racimos. Amarre en la base y colóquelos boca abajo en un lugar fresco, oscuro y seco. Después de 1-2 semanas, las hierbas deben estar completamente secas y se pueden separar fácilmente de los vástagos. Coloque las hojas en una bolsa y separe las partes del tallo que permanecen. Guarde esta bolsa en un lugar fresco y oscuro hasta el uso.

Melisa o Toronjil: Propiedades, Beneficios y Usos

Efectos secundarios del té de Melisa o toronjil

 

Los efectos secundarios relacionados con la ingesta de té de melisa son muy raros. Sin embargo, su uso puede presentar:

 

  • Malestar de estómago.

Aunque es raro, uno de los efectos secundarios más comunes de beber el té es la sensación de fatiga. Náuseas y vómitos son a menudo experimentados por personas que consumen una cantidad excesiva. Los potentes compuestos activos son muy beneficiosos, pero sólo con moderación.

 

  • Mareos.

Algunas personas reportaron mareos o somnolencia excesiva al consumir té de melisa muy fuertes.

 

Contraindicaciones

 

  • Recuperación post-quirúrgica.

Debido a la naturaleza sedante del té, no debe ser ingerido antes de los procesos quirúrgicos, ya que puede interactuar negativamente con la anestesia.

 

  • No hay investigaciones consistentes sobre el uso de este té durante el embarazo o la lactancia, por lo que no se recomienda.

 

  • Alergia a las plantas de la familia de las mentas.

Si usted es alérgico a otras plantas de la familia de las mentas, el uso no es    recomendado, pues la reacción alérgica puede ser grave.

 

  • Otros medicamentos.

La melisa puede interactuar con ciertos medicamentos, como aquellos para la tiroides y para el VIH, explica la Universidad de Maryland. Por lo tanto se debe tener cuidado. Hable con su médico antes de tomar el té de Melisa para evitar interacciones con medicamentos o problemas de salud e interrumpa el uso del té inmediatamente si presenta efectos secundarios.

 

Amado por su olor cítrico y sabor, este té es uno de los mejores para adultos y niños. Además de ser ideal para tomar en varias ocasiones, es fácil de cultivar. Usted puede tener un vaso con esta hierba en su casa y rápidamente hacer una taza de té cuando lo necesite.