Mini robot autónomo deambula por el desierto plantando semillas

Cuando completó su curso del Instituto de Diseño e Innovación de Dubai, Mazyar Etehadi decidió usar lo que aprendió para encontrar soluciones que pudieran ayudar a resolver uno de los mayores problemas de la actualidad, la desertificación. Y su idea se convirtió en el A’seedbot, un pequeño robot capaz de plantar semillas de forma autónoma en el desierto.

“La desertificación es un gran problema en todo el mundo, causado por prácticas agrícolas insostenibles, la minería, el cambio climático y el uso excesivo de la tierra en general. Pero, como el cambio climático en sí, la desertificación es un tema ecológico complejo y difícil de entender ”, explicó el diseñador en una publicación de Instagram.

Mini robot autónomo deambula por el desierto plantando semillas

El desierto expone a las personas a condiciones peligrosas y estresantes con temperaturas extremas. Sería muy difícil para cualquiera hacer el trabajo de sembrar manualmente estas áreas. Pero, con paneles solares que garantizan la energía necesaria para el trabajo, el diminuto robot almacena electricidad durante el día y deambula autónomamente por el terreno durante la noche.

Al identificar áreas fértiles, informa y planta semillas en función de los datos recibidos de sus sensores y sistema de navegación. La misión principal de un robot de semillas es ayudar a cultivar la tierra estéril.

“El robot está equipado con paneles solares para cargarse durante el día y navegar por el terreno durante la noche, para identificar áreas fértiles, informarlas y plantar semillas en base a los datos obtenidos de sus sensores y su sistema de navegación”.
Mazyar Etehadi

Mini robot autónomo deambula por el desierto plantando semillas
¿Como funciona?

Mazyar explica que en A’seedbot, la forma única está estrechamente relacionada con las funciones que tiene el robot. El diseño longitudinal del robot se puede dividir en tres partes: “Ver”, “Navegar” y “Plantar”.

Dos sensores ultrasónicos en la parte delantera permiten que el robot evalúe el terreno frente a él, mientras que un cabezal móvil le permite mirar en múltiples direcciones para elegir la ruta correcta.

Las patas de la paleta ayudan al robot A’seedbot a moverse e incluso a cambiar de dirección, con movimientos que se asemejan a los de una foca.

Mini robot autónomo deambula por el desierto plantando semillas
Fotos: Mazyar Etehadi | Exposición Global de Graduados

El robot también tiene un sensor de distancia y puede enviar informes al usuario para obtener datos estadísticos.

Finalmente, el extremo del robot descansa en el suelo, empujando rápidamente las semillas hacia la arena de los lugares evaluados. Las «patas» de la hélice tienen sensores que se arrastran por la arena en busca de los niveles de humedad adecuados para plantar las semillas.

Su unidad de procesamiento interno ayuda al robot a comprender el terreno, decidir dónde plantar las semillas y monitorearlas cada pocos días, mientras que los paneles solares en la parte superior ayudan al robot a percibir la intensidad del sol.

Etehadi explica que el proyecto está dirigido a diferentes públicos, desde entidades gubernamentales hasta agricultores, así como a personas y organizaciones que buscan soluciones para combatir el cambio climático.

 

Martín Reid

Apicultor, experto en sostenibilidad, apasionado por los huertos, el cultivo de alimentos orgánicos y las hierbas medicinales. Escribe para "El Horticultor" desde 2014.