La afta, también conocida como estomatitis aftosa, es una pequeña burbuja que aparece en la boca, lengua o garganta. Hablar, tragar y comer se convierte en un sufrimiento, pues el lugar es extremadamente doloroso y sensible cuando aparecen. Conozca algunos remedios naturales para las llagas o aftas.

Causas de la aparición de aftas

La deficiencia de vitamina B12, folato, zinc y hierro favorece la aparición de aftas. La ingestión de gluten también se relaciona con la aparición de aftas. También hay personas que tienen una predisposición genética para tener aftas, tanto que familiares presentan este problema. Una de las causas de aftas también es el aparato dental debido a la fricción entre el aparato a la mucosa de la boca.

Las mareas accidentales en la lengua y la boca pueden causar la aparición de ellas. La ansiedad y el estrés pueden disminuir la inmunidad, provocando el surgimiento de las aftas. Además de varios otros factores no totalmente conocidos.

Laurel – Bálsamo para aftas

El laurel (Laurus nobilis) tiene propiedades antiinflamatoria, diurética, antirreumática, estimulante y expectorante.

Ingredientes:

  • 1 Vidrio de aceite esencial de laurel (se encuentra en tiendas de productos naturales).
  • 10 ml de aceite mineral o aceite de almendras (también encontrado en tiendas de productos naturales).

Preparación:

Mezclar los ingredientes y aplicar la solución de 3 a 4 veces al día hasta que la lesión haya mejorado.

Contraindicaciones:

La ingestión de hojas de laurel puede provocar somnolencia y si se consume en grandes cantidades puede dañar a las personas que tienen sensibilidad estomacal. Debe ser evitado por mujeres embarazadas y lactantes.

El laurel es muy eficaz en el tratamiento de la afta

Té de albahaca

La albahaca (ocimum basilicum) o también conocida como alhábega, tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y analgésicas. Es eficaz para las lesiones en la boca.

También te puede interesar:  Propiedades usos y beneficios de la Barba de Maíz

Ingredientes:

  • 2 cucharas de té de hojas de albahaca picadas
  • Medio litro de agua hirviendo

Preparación:

Agregar sale de la albahaca al agua hirviendo, tapar el recipiente y dejar reposar durante 10 minutos. Después coloque en un recipiente con tapa y haga gárgaras o aplique con algodón, gasa o paño limpio en el lugar afectado varias veces al día

Contraindicaciones:

Deben evitar su uso: mujeres embarazadas, quienes padecen alergia y aquellas personas que presentan episodios de epilepsia.

Té de Eucalipto

El eucalipto (Eucalyptus globulus Labill) tiene acción antiséptica, anti-inflamatoria, antimicrobiana es desinfectante, expectorante, vermífugo, aromático y descongestionante.

Ingredientes:

  • 20 gramos de hojas de eucalipto
  • 1 litro de agua

Preparación:

Mezcle las hojas de eucalipto con agua y hervir durante 2 minutos. Espera enfriar haga varias gárgaras durante el día.

Contraindicaciones:

Mujeres embarazadas, niños menores de dos años y las madres lactantes no pueden utilizar el eucalipto.

Té de camomila

La camomila (Matriarca chamomilla) tiene acción inflamatoria, calmante, antioxidante y cicatrizante. Alivia la incomodidad provocada por la afta y la proliferación de bacterias.

Ingredientes:

  • 1 Cucharadita de manzanilla picada
  • Medio litro de agua hirviendo

Preparación:

Agregar la manzanilla picada en agua hirviendo, tapar el recipiente y dejar reposar durante 10 minutos. Cuele y después de enfriar, haga varias gárgaras durante el día.

Contraindicaciones:

Niños, mujeres embarazadas y personas alérgicas a la manzanilla, deben evitar su uso.

Té de Salvia

La Salvia (Salvia officinalis) tiene acción calmante y anti inflamatoria.

Ingredientes:

  • 7 Cucharas de hojas de salvia picada
  • 1 taza de té de agua

Preparación:

Agregar las hojas de salvia al agua y poner a hervir, gire a la derecha al llegar al punto de ebullición. Tape el recipiente y deje descansar por algunos minutos. Cuele y cuando se enfríe, haga gárgaras varias veces por día.

También te puede interesar:  Propiedades del té de Maracuyá

Contraindicaciones:

No pueden usarlo las personas que sufren de epilepsia salvia, las mujeres embarazadas y las madres lactantes. La planta no puede ser utilizada por más de 10 días pues puede provocar intoxicación.

Té de Llantén

El llantén menor (Plantago lanceolata), conocido también como siete venas, tiene acción cicatrizante, analgésica, depurativa, diurética, sedante, antibacteriana, astringente, diurética, digestiva, tónica y laxante.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 2 Cucharas de hojas de llantén

Preparación:

Hervir el agua y añadir las hojas de llantén. Tape el recipiente y deje descansar hasta que se caliente. Haga gárgaras de 2 a 3 veces al día.

Contraindicaciones:

Está contraindicado para mujeres embarazadas, lactantes y pacientes con problemas del corazón.

Té de Limón

El limón (Citrus limonum) tiene acción antiinflamatoria, antioxidantes, desintoxicante y cicatrizante.

Ingredientes:

  • 1 Cucharada de miel
  • 1 Cucharada de jugo de limón

Preparación:

Mezclar bien los ingredientes y colocarlos en la zona afectada. Aplicar varias veces al día.

Contraindicaciones:

Las personas que son alérgicas al cítrico del limón, deben evitar su uso.

Clavo de la india

El clavo (Syzygium aromaticum) tiene propiedades analgésicas y antisépticas y alivia los dolores provocados por la afta en pocos minutos.

Preparación:

Tome clavo de la India y masque durante unos minutos y sentirá el alivio del dolor y el malestar. Repita varias veces al día.

Contraindicaciones:

Está contraindicado para mujeres embarazadas, personas con problemas de coagulación de la sangre y los niños con gastritis o úlcera.

Sal

La sal también se puede utilizar para acelerar la cicatrización de las aftas. Enjuague la boca con agua y sal de 2 a 3 veces al día.

Contraindicaciones:

No se puede utilizar para las personas que tienen presión arterial alta.