Trashpresso, una planta de reciclaje móvil y solar que transforma residuos plásticos en baldosas

Impulsada por energía solar, esta innovación tecnológica puede producir materiales de construcción en casi cualquier lugar.

Imagine por un momento un híbrido entre una máquina de café de cápsulas y una impresora 3D portátil. Luego multiplique su tamaño y agregue una serie de paneles solares fotovoltaicos para alimentar el sistema. Y luego, en lugar de usar plásticos de impresión 3D, imagínese un dispositivo capaz de reciclar desechos plásticos para producir materiales de construcción.

Básicamente, terminaría con Trashpresso, una máquina de reciclaje móvil desarrollada por Miniwiz, una empresa con sede en Taiwán especializada en sostenibilidad y reciclaje de residuos industriales e individuales, siguiendo un enfoque de economía circular.

Con menos de 12 metros, Trashpresso ha sido diseñado como un remolque móvil que se puede conducir a cualquier lugar y trabajar en áreas sin acceso a la red eléctrica. Esta estación de reciclaje portátil puede procesar casi cualquier tipo de elemento plástico, incluidas botellas y contenedores, y transformarlo en baldosas.

Otra ventaja de esta innovación tecnológica es que el agua utilizada para depurar los residuos plásticos también se reutiliza, lo que minimiza el uso de agua. De esta forma, todo el proceso sigue tres pasos fundamentales: compactación, depuración y remodelación de la basura. Los filtros de agua y aire que se encuentran en la maquinaria evitan la liberación de compuestos tóxicos durante todo el proceso de reciclaje. Además de utilizar tecnología ecológica, sus creadores insisten en que su enfoque también es eficiente.

El Trashpresso ha reciclado hasta ahora 12,600 botellas de plástico y las ha transformado en 1,520 mosaicos en varias demostraciones. Según los desarrolladores de este proyecto tecnológico, puede procesar hasta 50 kilogramos de residuos por hora. Sin embargo, aunque el dispositivo está en pleno funcionamiento, se está utilizando como prueba de concepto para crear conciencia sobre el reciclaje. Este enfoque ha llevado la estación de reciclaje móvil a ciudades europeas como Londres o Milán, o Beijing en China, e incluso a lugares remotos como la meseta tibetana.

Una tecnología en constante evolución

Trashpresso ya se encuentra en su tercera versión, que se está desarrollando en los laboratorios de la compañía en Taiwán y Alemania. El nuevo modelo de esta mini planta de reciclaje mejorará la velocidad de procesamiento de residuos, la pureza del material final, ampliará la gama de productos manufacturados más allá de las baldosas actuales y reducirá aún más el tamaño y el peso de la línea de reciclaje. Dos remolques estándar serán más que suficientes para transportar el Trashpresso 3. Además, contará con paneles solares fotovoltaicos flexibles.

Además, los ingenieros de Miniwiz ya están trabajando en modelos alternativos de plantas de reciclaje móviles que permitan reciclar papel, tejidos o incluso metales como el cobre, bronce, oro o plata. La mayoría de estas versiones contarán con sistemas de impresión 3D para crear piezas a medida.

Fuente: https://www.imnovation-hub.com/

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.