Vecinos compostan sus restos orgánicos de forma Comunitaria

Vecinos de al menos diez barrios de Buenos Aires, Argentina, comenzaron a compostar residuos orgánicos de forma comunitaria en recipientes de 200 litros en sus veredas. El Club del Compostaje es una entidad que vincula a vecinos de distintos barrios porteños para reducir la basura que se descarta y utilizarla como nutrientes de plantas y huertas.

El Club del Compostaje se originó en el colectivo El Reciclador, a cargo de su creador Carlos Briganti, quien tiene una huerta en su terraza de 60 metros cuadrados y tras tener seis recipientes de 200 litros de compost decidió compartirlo con los vecinos.

El club apunta a capacitar a la gente para que composte en su domicilio, en tachos de pintura de 20 litros en terrazas, patios o balcones, pero para quienes viven en espacios muy reducidos, sin balcón o son grandes generadores, puedan hacerlo de forma comunitaria en la vereda.

La idea del club es “difundir que compostar no genera mal olor, bichos, sino que es una fermentación aeróbica que transforma los residuos, genera nutrientes y evita la contaminación del aire, de las napas del suelo y por ende del agua.

Los espacios donde los vecinos compostan son mayoritariamente de cuadras donde hay casas, se colocan potes de 200 litros con candado y quienes se suman traen sus residuos con un recipiente y tienen la llave con la cual abren y cierran el lugar del compost.

A quien se conoce como «el loco de la azotea» (Carlos Briganti), dijo que a través de charlas y compartir conocimientos sobre el compostaje, «la gente se da cuenta que cierra el círculo, cuando ven que de sus residuos sale el humus con lombrices, que nutre los árboles de palta o una huerta».

En tanto, en las redes sociales proliferan emprendedores y grupos de Facebook como «Compostar en una papa» o videos en YouTube donde personas comparten sus saberes y experiencias e incluso se intercambian lombrices o composteras.

Fuente: https://www.puraciudad.com.ar/

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.