10 Beneficios de la vitamina B12 - para qué sirve y fuentes

La vitamina B12, también conocida como cobalamina, es una de las vitaminas del importantísimo complejo B. Sus funciones son bastante variadas, de modo que muchas personas se preocupan justamente en obtener buenos niveles de esa vitamina todos los días. Su papel en la formación y la reparación de las células hace que los beneficios de la vitamina B12 se extiendan sobre varios sistemas del cuerpo, siendo incluso importante para la ganancia de masa muscular.

Conoceremos a continuación para qué sirve la vitamina B12, dónde la podemos encontrar y cuáles son sus principales beneficios y funciones en el organismo.

10 beneficios de la vitamina B12

1. Formación y duplicación de células

La función más importante de la vitamina B12, se observa en la formación y reparación de células. Participando, por ejemplo, en la duplicación y el mantenimiento de los glóbulos rojos.

Esta vitamina favorece la formación del ADN durante la división celular, evitando variaciones no deseadas. Sin esta protección del complejo B12, los más afectados son los glóbulos rojos, por mutaciones que generan los megaloblastos (glóbulos rojos anormalmente grandes), así como glóbulos rojos deformados.

Además respalda las células del sistema nervioso, que se muestran más saludables y eficientes en virtud de los beneficios de la vitamina B12.

2. Prevención de la anemia

Al proteger los glóbulos rojos, la vitamina B12 previene diversos tipos de anemias, desde las más simples a las más complejas causadas por mutaciones genéticas, como la anemia falciforme y la megaloblástica.

 

 

 

3. Protección del Sistema Nervioso

En lo que se refiere al sistema nervioso, se ha observado, por ejemplo, que los pacientes con mal de Alzheimer son a menudo deficientes en vitamina B12. Esta relación apuntaría a una función de esa vitamina cuál es la de prevenir esa degeneración del sistema nervioso, aunque en todo caso aún no ha sido comprobada.

Sin embargo, es cierto que los beneficios de la vitamina B12 influyen en la salud y la dinámica del sistema nervioso en general, trabajando en favor de la correcta mielinización de las neuronas. De esta forma, las funciones de memoria, de concentración y de raciocinio se dan de manera más eficaz.

Además, la cobalamina protege de los efectos negativos del estrés y reduce el riesgo de depresión.

4. Resistencia y Energía

El mantenimiento de los glóbulos rojos, de la cual la vitamina B12 es responsable, se suma a sus funciones en el metabolismo para aliviar o evitar la sensación de fatiga. Con glóbulos rojos numerosos y sanos, los músculos por una parte reciben un aporte adecuado de oxígeno, y por otra como la esta vitamina ayuda en la transformación de los carbohidratos en la glucosa, los músculos se cubren con la cantidad necesaria de energía.

De esta forma, la vitamina B12 proporciona una sensación de energía y vitalidad, adecuada para soportar grandes esfuerzos físicos o mentales, además de estrés y presión de un modo general.

5. Prevención del Cáncer

Los estudios apuntan a la deficiencia de cobalamina encontrada en muchas mujeres que desarrollan el cáncer de mama. De esta forma, se cree en la probabilidad de que la prevención de este tipo de cáncer esté asociada a la vitamina B12. Igualmente existe la misma probabilidad en lo que se refiere al cáncer de pulmón, de colon y de próstata.

 

6. Colesterol y Triglicéridos

Otros beneficios de la vitamina B12 se encuentra en la mantención de niveles bajos de colesterol, lo que es extremadamente beneficioso para el sistema circulatorio, ya que previene o alivia significativamente la hipertensión arterial y el proceso de arteriosclerosis.

También te puede interesar:  Descalcificadores: mitos y verdades sobre su uso.

Del mismo modo esta vitamina controla los triglicéridos, cuya acumulación en el organismo tiene un efecto similar a la de colesterol alto, ya que disminuyen los niveles de HDL (el colesterol «bueno”).

7. Piel, uñas y cabello

Por sus importantes funciones en la reproducción celular, la vitamina B12 estimula la constante renovación de las células de la piel, del cabello y de las uñas. Esta continua renovación garantiza una rápida recuperación de cualquier daño, lo que genera tejidos más sanos y de mejor apariencia.

8. Fertilidad Masculina

La cobalamina es capaz de aumentar el número de espermatozoides en el semen. Esta función no es trivial, ya que el bajo número de espermatozoides es una de las principales causas de la infertilidad masculina, que en muchos casos puede tratarse mediante el equilibrio de los niveles de vitamina B12.

9. Pérdida de peso

La creencia de que la vitamina B12 contribuye a la pérdida de peso se basa en la idea de que es capaz de estimular el metabolismo a correr más rápido, y aumenta el suministro de energía en el organismo. De hecho, estos efectos aunque son beneficiosos, no hay señales de que ocurran en quienes ya tienen niveles saludables de vitamina B12.

La conclusión, por lo tanto, es que mantener niveles saludables de vitamina B12 puede ser de gran ayuda, pero ir más allá de esos niveles no tiene ningún efecto. Las dosis altas de vitamina B12, normalmente administradas con la promesa de pérdida de peso intensa y rápida, no son más que ilusiones. En este caso, vale recordar que no hay solución única: los buenos niveles de este complejo sólo ayudan en el adelgazamiento, en la medida que se sume una dieta saludable y ejercicios físicos.

10. Ganancia de masa muscular

Para las personas que buscan ganar masa muscular, la cobalamina es importante por sus funciones en el sistema nervioso. A través de los beneficios de la  vitamina B12 en el sistema nervioso, la conexión entre este sistema y los músculos se vuelve más eficaz, lo que hace que los movimientos de contracción muscular sean mejor ejecutados, resultando en un entrenamiento de mejor calidad. Además, el metabolismo correcto de los carbohidratos garantiza el suministro de energía a los músculos, posibilitando que el ejercicio físico sea aún más eficaz. Luego de entrenar, las funciones de la vitamina B12 se vuelven valiosas en cuanto a la regeneración celular, estimulando una rápida y eficiente recuperación de los músculos.

Efectos de la falta de vitamina B12

La deficiencia de cobalamina ocurre en virtud de una dieta irregular, privada de alimentos con esta importante vitamina. Además, hay grupos de riesgo que sufren con la discapacidad más regularmente, como los vegetarianos, ya que las fuentes de vitamina B12 son principalmente de origen animal, y los ancianos, cuyo sistema digestivo sufre debido a la menor acidez en el estómago. El mismo peligro existe para quien usa antiácidos frecuentemente, para quien posee enfermedades digestivas, para los seropositivo y para los que sufren de alcoholismo.

La falta de vitamina B12 se manifiesta sobre todo a través de la anemia, que trae síntomas como debilidad y fatiga, además de palidez facial. Las privaciones severas pueden provocar hemorragias en las encías, así como una vulnerabilidad para aquellos heridos que presentan sangramiento.

También te puede interesar:  Sanar con naturaleza: En Noruega los Hospitales construyen cabañas en el bosque para sus pacientes

La digestión también es afectada por la deficiencia de vitamina B12, de modo que a la mala digestión se suman cuadros de diarrea o de estreñimiento, que a largo plazo pueden conducir a la pérdida de peso. Además, los efectos sobre el sistema nervioso pueden ser percibidos a través de la memoria débil y del razonamiento lento.

 

 

 

¿Cuánto de la vitamina B12 es suficiente?

Las necesidades diarias de vitamina B12 aumentan a lo largo del crecimiento, desde el nivel inicial de 0,0004 mg al día, válido para niños de hasta seis meses de edad. De ese punto en adelante, la dosis diaria aumenta regularmente, hasta alcanzar el nivel de 0,0024 mg por día a los 14 años, cantidad que debe ser mantenida por el resto de la vida.

No hay diferencias en la cantidad recomendada para hombres y mujeres, excepto en el caso de embarazo o de lactancia. Las mujeres embarazadas necesitan 0,0026 mg al día, mientras que las madres lactantes tienen la necesidad diaria de 0,0028 mg.

Es necesario hacer hincapié, sin embargo, que la vitamina B12 es hidrosoluble: el exceso es eliminado fácilmente por el cuerpo, sin ningún almacenamiento. De este modo se debe consumir todos los días, las cantidades, aquí, recomendadas de vitamina B12.

Dónde encontrar Vitamina B12

Las fuentes naturales para encontrar vitamina B12 son especialmente de origen animal. De esta forma, los alimentos con buenas cantidades de vitamina B12 son sobretodo las ostras y el salmón, pero también el pavo y la carne de vacuno magra. Las yemas de huevos y lácteos también son fuentes significativas de la vitamina.

Es posible, sin embargo, obtener los niveles deseados a partir de granos, legumbres y cereales fortificados con vitamina B12, de modo que los vegetarianos no están condenados a sufrir con la deficiencia de ella.

Suplementación de Vitamina B12

La suplementación es recomendable para los grupos que corren más riesgo de sufrir con la deficiencia de este complejo, como son: los vegetarianos, los ancianos y las personas con problemas gástricos. Para este grupo, sin embargo, también se indica consumir alimentos fortificados con la cobalamina, para evitar la necesidad de suplementación.

Una de las formas más comunes de suplementación de vitamina B12 es la inyección de grandes cantidades de la vitamina a la vez. Esta inyección es eficaz para tratar aquellas secuelas que deja la deficiencia de vitamina B12 y anemias severas. Para quienes tienen niveles adecuados de vitamina B12, o incluso para quienes sufren de una pequeña deficiencia, no es recomendable consumir algún adicional.

Como ya se ha mencionado, hay que tener en cuenta que la vitamina B12 es hidrosoluble y, por lo tanto, cualquier cantidad excesiva será eliminada por el organismo, resultando ineficaz la suplementación. La dosis debe, en realidad, garantizar efectos positivos, por lo que se recomienda  prescripción médica.

 

Sobredosis de Vitamina B12

En casos de extrema suplementación, se ha observado sensaciones de picazón y entumecimiento corporal. Además, una sobredosis prolongada puede aumentar las posibilidades de desarrollo de cáncer, debido al estímulo de la vitamina B12 a la división celular.