Estudiante Brasileño crea un sistema de bajo costo que filtra los micro-plásticos del agua

Brasileño, de 16 años, creó un sistema de filtración de bajo costo que se puede instalar en Plantas de Tratamiento de Agua.

Los estudios demuestran que el agua tratada que consumimos ya contiene microplásticos, partículas de menos de 5 milímetros que pueden transportar metales pesados, dañinos para humanos y animales. Al consumir agua con estos microplásticos, una persona puede ingerir unas 120 mil partículas al año.

El estudiante Gabriel Fernandes Mello Ferreira, creó un sistema de filtrado que demostró ser 100% eficiente para retenerlos. Tan eficiente que será adoptado por una Estación de Tratamiento de Agua (ETA), responsable del 70% del suministro de su pueblo.

Según Gabriel, el proceso de tratamiento convencional tiene varias etapas, como decantación, filtración, desinfección y fluoración, que eliminan las impurezas del agua, sin embargo, no hasta el punto de retener los microplásticos.

Investigación y solución

El alumno recuerda que durante su investigación se sorprendió al descubrir que una persona puede consumir hasta 121 mil partículas microplásticas al año. «Esto se debe en gran parte a la presencia de microplásticos en el agua tratada, ya que varios estudios muestran que las Plantas de Tratamiento de Agua son incapaces de retener microplásticos porque no tienen un mecanismo específico para esta partícula», explica.

Con la ayuda de los profesores Fernanda y Lenon, el alumno desarrolló un mecanismo de retención de microplásticos que se puede aplicar fácilmente en Plantas de Tratamiento de Agua. Con la pandemia, no fue posible probar el filtro en las plantas de tratamiento y la solución encontrada fue construir un modelo más pequeño para simular los resultados en un acuario.

El filtro demostró ser muy eficiente y filtró casi todas las partículas de plástico durante la simulación.

“Los microplásticos son menos densos que el agua y, por lo tanto, el mecanismo de filtración filtra solo la parte superficial de la capa de agua. El filtro utiliza un skimmer que, a través de tuberías, dirige el agua a un cilindro de plástico con un fondo de malla de nailon con abertura de 300µ. Este recipiente colector es el elemento filtrante, por donde pasa el agua y el microplástico queda retenido en la malla ”, informa el joven inventor.

El mecanismo se puede incorporar fácilmente al proceso de tratamiento de agua, ya que no se requieren reformas estructurales.

La instalación es sencilla y el costo ronda los 450 reales (80USD). Con los resultados obtuvimos la autorización para la instalación de este filtro en la ETA São Roque de Itajaí, responsable de abastecer al 70% de la población de Itajaí y Navegantes ”, celebra Gabriel.

El proyecto del sistema de filtración de microplásticos es uno de los finalistas de la XIX edición de la Feria Brasileña de Ciencia e Ingeniería (FEBRACE 2021), que se realiza entre el 15 y el 26 de marzo a través de la Plataforma Virtual FEBRACE.

En total, se exhibirán 345 proyectos, desarrollados por 716 alumnos de 295 escuelas primarias, secundarias y técnicas de todo Brasil, con la participación de 482 docentes, quienes actuaron como guías del proyecto. Los proyectos serán evaluados y premiados por su creatividad y rigor científico. Para votar por el proyecto de Gabriel, haga clic AQUÍ.

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.