Lanzan las primeras zapatillas del mundo hechas en cuero de cactus

La industria de la moda está considerada, junto con la del petróleo, como una de las más contaminantes del planeta. Las grandes cantidades de agua que emplea, la han colocado en el segundo puesto entre los sectores industriales que más gasto hacen de este recurso. Sin embargo, los nuevos consumidores –más conscientes del impacto ecológico en el ambiente de los productos que adquieren- comienzan a preferir aquellos que garanticen el consumo sustentable, y que además no propicien el maltrato animal.

Siguiendo esta línea, la marca americana de calzados CLAE lanzará una colección de zapatillas fabricadas con cuero vegetal de cactus con motivo de su vigésimo aniversario el próximo año.

Para producir las primeras zapatillas del mundo hechas íntegramente en cuero de cactus, la compañía americana trabajó en colaboración con DESSERTO, la firma creada por dos mexicanos, pionera en la producción de esta clase de cuero vegano.
Las ventajas de reemplazar el cuero “tradicional” por esta opción son varias. La cría de ganado, de la que se obtiene la piel animal, produce alrededor del 14 % de los gases del efecto invernadero, aparte de consumir grandes cantidades de agua.

Asimismo, en los procesos a los que es sometido el cuero posteriormente, se utilizan diversas sustancias químicas altamente contaminantes como el cianuro, el arsénico y el cromo; con frecuencia, éstas terminan en ríos y mares. Por otro lado, muchos consumidores que defienden la causa animalista exigen que no se sacrifiquen más animales para fabricar indumentaria.

Para reemplazar el cuero animal, jóvenes mexicanos crean piel de cactus

Atendiendo a estos hechos, la alternativa vegetal aportaría una solución a estas problemáticas ambientales, ayudando a reducir la contaminación, el gasto de agua y evitando la muerte de animales.

Otro rasgo destacable acerca de este calzado son sus cordones hechos de nylon proveniente del reciclaje de residuos plásticos. Las suelas, por su parte, son de caucho natural, que se obtiene a través de la savia de látex del Hevea (un árbol tropical) cultivado en bosques de gestión sostenible. El embalaje también es ecológico, empleando cartón reciclado en los envoltorios.

Producción del cuero de cactus:

El cuero de cactus nopal –libre de químicos tóxicos- es flexible, suave y sumamente adaptable a otras industrias. El proceso productivo de este innovador material comienza con la cosecha de los nopales en Zacatecas (México) cada seis u ocho semanas con el fin de que la planta tenga tiempo de regenerarse, cuidando así de la biodiversidad regional. Los nopales, familiares del cactus, son cultivados orgánicamente con agua de lluvia y minerales naturales. De la planta se extraen las hojas, las cuales son cuidadosamente limpiadas y luego trituradas. Lo siguiente es ponerlas a secar al sol durante unos tres días para que, finalmente, DESSERTO las procese convirtiéndolas en cuero vegetal duradero.

Hacia una moda sustentable:

La incorporación de materiales sostenibles es un compromiso que la compañía de calzados CLAE toma en serio, puesto que, en el pasado ya había presentado zapatillas ecológicas elaboradas a partir de componentes como el cáñamo y la malla reciclada.
Cada vez son más las grandes marcas que se pliegan a los principios de la moda sustentable, como lo han hecho H&M y Hugo Boss al utilizar cuero de piña en camperas y zapatos. Otra referente en este terreno es la diseñadora Stella McCartney, quien recientemente lanzó una línea de jeans biodegradables. Los pantalones fueron confeccionados con hilos provenientes de plantas para generar un tejido 100% compostable.

Fuente: https://ecoinventos.com

https://www.purodiseno.lat

Yanina Ludueña

Finalizando la Licenciatura en Español. Trabajo como docente y en el ámbito del diseño gráfico. Interesada en la comunicación, la cultura y la escritura. Me gusta investigar y aprender sobre las propiedades de las plantas y la permacultura.