Mamá planta 2 millones de árboles en el desierto para cumplir el último deseo de su hijo

Una mujer de 67 años ha plantado más de 2 millones de árboles en el desierto de la Región Autónoma de Mongolia,  norte de China, en los últimos 12 años para cumplir el último deseo de su hijo.

Ahora Yi Jiefang ha puesto su mirada en reverdecer 8,7 kilómetros cuadrados en el vasto desierto de Alxa. Hileras de árboles ahora se encuentran en la Región Autónoma de Mongolia, donde en 2008 solo había arena.

Yi explicó que su huella verde se inspiró en los deseos de su difunto hijo, Yang Ruizhe, quien murió en 2000 en un accidente de tráfico en Japón, donde asistía a la universidad.

Yi recuerda que su hijo comenzó a ver verde después de ver un informe de noticias sobre la batalla contra la desertificación en el norte de China.

«Me dijo, después de graduarme de la universidad quiero volver a casa y plantar árboles, todo un bosque», dijo Yi.

Con el dinero recaudado por la venta de casas en Shanghai, la póliza de seguro de su hijo y otras compensaciones, Yi y su esposo, Yang Antai, establecieron Green Life, una organización sin fines de lucro dedicada a proyectos de plantación de árboles en Mongolia.

«No podemos llevarnos un centavo cuando dejamos este mundo. Pero si usamos el dinero para plantar árboles, se queda en el mundo para siempre», dijo Yi.

A través de la plantación de árboles, Yi también busca plantar semillas de esperanza para aquellos que han experimentado el dolor de perder a un hijo.

«Hablé y lloré con muchas familias durante noches», explicó Yi. «Después, me los llevé a plantar árboles».

«Es una manera de ayudar a esas familias a superar su dolor y convertir sus sentimientos de negativos a positivos», dijo.

Fuente: https://www.globaltimes.cn/

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.