¿Alguna vez has imaginado convertir tu jardín en un lugar donde puedas cultivar verduras y especias? Sí, no es común tener una huerta orgánica en lugar de un jardín. Pero, de esta manera, aprovechamos mejor el espacio, sin dejar de plantar hermosas flores.

Es normal pensar que la parte delantera de la casa es solo para las flores y la parte posterior (cuando hay algo de espacio) es para la huerta, pero eso no es una regla. Imagina la cantidad de vegetales que estás dejando para plantar y comer por no hacer una huerta en frente de tu casa.

¿Cómo empezar a convertir el jardín en una huerta?

Hay dos formas de convertir tu jardín en una huerta:

  • El primero es contratar a alguien para hacer esto.
  • El segundo es hacerlo por ti mismo. Como pensamos que cada individuo necesita participar en los procesos para comprender todo lo que lo involucra, pensaremos que harás tu propio huerto orgánico.

Huerta orgánica

Antes de poner manos a la obra, debes pensar en algunos puntos:

  • ¿Tiene su vecindario alguna regla en contra de hacer una huerta frente a la casa?
  • ¿El frente de la casa recibe sol? ¿Cuántas horas del día recibe luz solar directamente?
  • ¿Se ha aplicado algún producto químico a su jardín como por ejemplo pesticidas?
  • ¿Qué alimentos quieres cultivar?
  • ¿Quieres dejar un espacio con césped o tener un área para sentarte?
  • ¿Las plantas se sembrarán directamente  en el suelo o en bancales elevados?
  • ¿Cuál es tu presupuesto y en cuánto tiempo piensas terminar la huerta?

¿Cómo poner la huerta en práctica?

Después de responder las preguntas es hora de comenzar a crear tu huerta.

Planea en papel cómo se verá la imagen de tu huerta:

Mide el espacio delantero y detalla todo lo que tendrá, como caminos, área de asientos, posición de macizos de flores o bancales, entre otros.

Cuanto más detallado sea el dibujo, más fácil será ponerlo en práctica. Bueno, sabrás lo que necesitas comprar de plantas, fertilizantes y herramientas.

Analiza el suelo:

Asegúrate de que no contenga fertilizante, verifica si drena bien o si hay algún producto químico en el suelo.

Demarca el terreno:

Usa estacas y cuerdas para delinear los caminos que se construirán, las áreas de recreación (si las hay) y los macizos de flores de acuerdo con el dibujo que hiciste.

También te puede interesar:  Increíbles beneficios de quemar hojas de laurel en tu casa

Elimina lo que pueda perturbar la construcción:

Con todo demarcado y decidido, es hora de eliminar el pasto, las malezas y otras cosas que podrían perturbar la construcción de la huerta.

Prepara el suelo y riega:

Si lo deseas, puedes crear un sistema de riego que capture el agua de lluvia. Sin embargo, esto no es necesario si te comprometes a regar con la frecuencia requerida. Además, si estás plantando directamente en el suelo, es importante que se remueva para oxigenar, poner estiércol y humus de lombriz. Por lo tanto, ganará nutrientes y las lombrices ayudarán a mantenerla suave y llena de materia orgánica.

Huerta orgánica - suelo

Compra las plantas, las plántulas o las semillas

Por último, compra las plantas, las plántulas o las semillas de lo que pensaste para el cultivo y la siembra. Es importante pensar en dejar aquellas plantas que requieren más el sol en una zona soleada y aquellas a las que no debe darles directamente la luz solar, en una zona con sombra.

Durante el primer semestre o año, haz pruebas con las plantas. Mira las que mejor funcionan y corrige los errores. No tengas miedo de plantar, pero estudia las mejores condiciones para cada planta.

Consejos extra para tu huerta orgánica

Para ayudar a los principiantes en este proyecto, tenemos algunos consejos y trucos para que tengas una huerta orgánica en tu jardín:

Mantener la simplicidad

Si tu jardín tenía arbustos, intenta reemplazarlos con otros que sean comestibles. Una gran opción es plantar un arbusto de grosella espinosa o uva espina, por ejemplo.

Líneas

Crear líneas, ya sean curvas o rectas, son interesantes para la huerta. Puedes usar piedras o ladrillos para crear estos diseños.

Unidad

También es interesante que las diferentes áreas de la huerta se comuniquen entre sí y, por lo tanto, todo esté en armonía. Para esto, puedes usar flores, vegetales, frutas o hierbas en tu huerta.

Puntos principales

Plantar árboles pequeños o medianos crea puntos clave en tu huerta. Por lo tanto, busca árboles pequeños y colócalos en lugares estratégicos para crear algunos puntos focales.

Estructuras existentes

Cuando modificamos un espacio existente, como un jardín, es posible que algunas plantas no se eliminen. Y eso no es un problema. Por ejemplo, los árboles frutales pueden ser entrenados para crecer a lo largo de una cerca o pared existente.

Así que piensa si quieres dejar alguna planta. Luego mira si estará en el mismo lugar o si será trasladada a otro.

También te puede interesar:  Bióloga crea sustrato para techo verde con fibra de coco y bagazo de caña

Las mejores plantas para tu huerta.

Huerta orgánica

Si aún no has decidido todas las plantas que utilizarás en tu huerta, no hay problema. Aquí hay algunos consejos de especies para plantar :

La alcachofa o alcaucil

Es una planta imponente y espinosa, lo que alejará a cualquier animal que quiera comerla.

Frijoles

Hay varias especies de fríjoles. Si elige una de enrame, puede crear un aspecto hermoso en tu huerta. Simplemente crea una estructura de bambú para que los frijoles se soporten.

Hierbas medicinales y especias

Reserva un rincón en tu huerto orgánico para plantar algunas hierbas medicinales, especias y condimentos. Añaden color, textura y fragancia a la huerta. Además, puedes utilizarlas en tés y para condimentar la comida.

Entonces, planta orégano, tomillo, romero, salvia, menta y lavanda, por ejemplo. Elige las que más te gusten y cultiva. No olvides que la menta debe plantarse en un jarrón, porque si se planta junto con las otras hierbas, puede acaparar todo el espacio.

Flores comestibles

Para darle color a tu huerta y dejarla con cara de jardín, las flores comestibles son excelentes opciones. Así que planta pensamientos, violetas, rosas, capuchinas y flores silvestres. Son fáciles de cultivar y aportarán mucha belleza a tu huerta.

Berenjenas

Las berenjenas son muy versátiles en la cocina y aportan una belleza inigualable a la huerta, con su color púrpura. Por lo tanto, asegúrate de plantarlas.

Huerta orgánica - berenjena

Ajo, cebolla y cebollino

Estas tres plantas, además de ser excelentes para dar sabor a la comida, también dejarán a los animales lejos de tu huerta. El cebollino se puede plantar en medio de otras plantas. Sin embargo, la cebolla y el ajo, ya que deben ser desenterrados cuando se cosechan, se sugiere que se planten en las esquinas.

Frutas

No te olvides de las plantas frutales. Puedes cultivar fresas, manzanas, guayaba, limón y moras, por ejemplo. Sin embargo, siempre verifica qué frutas son adecuadas para tu región.

Huerta orgánica - frutas

Estas son algunas de las plantas que puedes cultivar. Busca y haz una lista de las que quieras tener en tu huerta, plántalas. Haz de esta actividad algo placentero. De hecho, trabajar con la tierra es muy bueno, ya que tiene un efecto antidepresivo.