¿Qué elegir, La contaminación de los pañales descartables o los Ecológicos?

Intente adivinar cuántos pañales usará su bebé en su primer año en este planeta… ¿Está sentada? Porque la respuesta es fuerte, usará el total de 3800, ¡y eso es solo durante los primeros 12 meses! Cuando considere ese número y factor en el que su hijo usará pañales durante uno o dos años más hasta que aprenda a ir al baño, puede comenzar a ver por qué vale la pena considerar los pañales reutilizables.

Para ser totalmente honesto, todo el proceso puede parecer un poco intimidante cuando recién está comenzando, pero hoy en día los pañales reutilizables pueden ser tan simples de poner como los desechables: tienen forma, elásticos, se abrochan con velcro, y vienen en una deslumbrante selección de estampados. Y también son más fáciles de cuidar: no hay que remojarlos ni hervirlos como podría temer; todo lo que tienes que hacer es tirarlos a la lavadora.

¿Por qué elegir pañales reutilizables?

Dos razones principales: ayudar al medio ambiente y ahorrar dinero. Al elegir pañales reutilizables, no contribuirá a los asombrosos 8 millones de pañales de plástico de un solo uso que terminan en el vertedero y la incineración cada día. Los componentes de la mayoría de los pañales desechables no son materiales que la mayoría de las personas con conciencia ecológica quieran tirar a la basura.

Tenemos que preguntarnos: ¿a dónde van todos estos pañales? ¿A dónde van todos los desechos humanos de estos pañales? Claro, eso es MUCHO desperdicio sin tratar que se acumula en los vertederos y se filtra en el suelo.

Además de los desechos sin tratar, los pañales desechables también contienen gel super-absorbente, pulpa de papel, plásticos y adhesivos, ninguno de los cuales se separa antes de su eliminación, lo que genera un pequeño bulto de basura empapado, maloliente y tóxico que permanecerá en el suelo durante más tiempo. décadas por venir.

Ahorrar Dinero:

Las familias que eligen pañales de tela y toallitas húmedas reutilizables ahorran entre $1000 Dolares y $ 1500 durante los primeros 3 años de un niño. Interesante, no?

Los pañales desechables, introducidos en el mercado en 1961, trajeron la comodidad a millones de hogares de todo el mundo. Sin embargo, los pañales de usar y tirar comerciales están compuestos de unas fibras y plásticos que pueden tardar hasta 500 años en degradarse.

Mejor Calidad que los descartables:

Como alternativa ecológica, se pueden encontrar en el mercado pañales lavables de distintas calidades. Según sus productores, este tipo de pañales emplean tecnología impermeables de materiales transpirables que absorben tanto como los pañales desechables. Asimismo, aseguran que con estos pañales no se producen las posibles irritaciones ni la intolerancia de los pañales comerciales, al evitar el contacto de la piel con productos químicos y al mantener una temperatura adecuada en la zona del pañal.

Fuente: http://thefairedit.com/

 

 

 

 

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.