No hay nada como comer de tu propia cosecha, saber que lo que comes no está lleno de químicos… hay montones de vegetales que rebrotan a partir de los desechos que normalmente se tiran o compostan.

Es divertido. Y es muy simple… si sabes cómo hacerlo.

Recuerda, que la calidad de los restos vegetales que  plantes determinarán la calidad del rebrote. Así que, cuando sea posible, te recomiendo comprar productos orgánicos locales, así  ya sabes que tus plantas son frescas, saludables y libres de químicos y GMO.

Puerros, cebollas, ajos e hinojo

Puedes usar el extremo blanco de la raíz de un vegetal ya cortado, o comprar un puñado a utilizar específicamente para el cultivo.

Simplemente coloque el extremo blanco de la raíz en un frasco de vidrio con un poco de agua y dejarlo en un lugar asoleado. Yo lo hago en la ventana de la cocina. La parte verde y frondosa de la planta crecerá nuevamente. Cuando estés por cocinar, puedes simplemente cortar lo que se necesita y dejar la raíz en agua para que siga creciendo. Cambiar el agua cada 2-3 días.

Apio, lechuga y repollo

De forma similar a los puerros, estos vegetales vuelven a crecer desde el extremo de la raíz blanca. Cortar los tallos como lo hace normalmente y colocar el extremo de la raíz en un recipiente poco profundo – con suficiente agua para cubrir las raíces, pero que no cubra la parte superior del corte. Colóquela en una ventana soleada, rociando de vez en cuando el corte con agua para mantener húmeda la parte superior.

Después de unos días, deberías empezar a ver brotar las raíces y las hojas nuevas. Después de una semana, puedes transplantarlo en la huerta. La planta seguirá creciendo, y dentro de unas semanas brotará una nueva cabeza.

Alternativamente puedes plantarlos directamente en la tierra (sin iniciar el proceso en agua) pero tendrá que mantener el suelo muy húmedo en la primera semana hasta que los nuevos brotes empiezan a aparecer. 

También te puede interesar:  Deshidratación, uno de los métodos más antiguos de conservar alimentos

 

Jengibre

El jengibre es muy fácil de volver a plantar. Simplemente con un pedazo de rizoma de jengibre (la parte nudosa gruesa) en compost, con los brotes hacia arriba. A media sombra, en un ambiente cálido y húmedo.

En poco tiempo comenzará a echar raíces y brotes nuevos. Una vez que la planta está establecida y está listo para la cosecha, tire hacia arriba la planta entera, con raíces y todo. Extrae una porción dela raiz y volver a plantar para repetir el proceso.

El Jengibre es también una muy atractiva planta deinterior, así que si no usas mucho jengibre en tu cocina puedes gozar de una vistosa planta en tu cocina.

Papas

Elegir una papa que tiene brotes robustos y cortarla en trozos cuadrados, asegurando que cada pieza tiene por lo menos uno o dos brotes de alrededor de 4 centímetros. Dejar las piezas cortadas reposar a temperatura ambiente uno o dos días. Esto evita la descomposición después de plantadas.

Las plantas de papa agradecen la tierra rica en nutrientes, así que es mejor abonar la tierra antes de las plantas. Planta los trozos alrededor de 20 cm de profundidad con los brotes mirando hacia arriba y cubrir con alrededor de 10cm de tierra, dejando los 10 cm restantes libres. Cuando la planta comienza a crecer y aparecen más raíces, agregue más tierra.

Ajo

Se puede volver a cultivar una planta de sólo un diente – de sólo plantarlo con mucha luz solar directa. Una vez establecido, recortar los brotes y la planta pondrá toda su energía en la producción de un bulbo de ajo grande y sabroso. Y como el jengibre, se puede repetir el proceso.

Cebollas

replantar cebollas

Las cebollas son unas de las verduras más fáciles de propagar. Sólo hay que cortar el extremo de la raíz de la cebolla, dejando 1.5 cm de cebolla en las raíces. Colocar en un lugar soleado y cubrir con tierra. Asegúrese de que el suelo se mantiene húmedo. Las cebollas prefieren un clima cálido y soleado.

Hongos

Los hongos pueden ser propagados a partir de un trozo del ejemplar a cultivar, pero tienen ciertos requerimientos a tener en cuenta. próximamente publicaremos un artículo al respecto.

 

También te puede interesar:  ¿Comer agua? Estos son los alimentos que más la contienen

Su éxito puede variar, dependiendo de su clima, la temporada, la calidad del suelo y la luz solar disponible en tu casa o jardín. Y algunos vegetales se propagan más fácilmente que otros. En mi experiencia, un poco de ensayo y error se requiere, no tengan miedo de hacer algunos experimentos. Ensuciarse las manos. Es divertido! Y no hay nada como comer tu propia cosecha!