12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

Aunque no se lo imagine, las plantas medicinales que crecen por ahí… en los jardines y en los huertos, pueden ser la salvación para reducir la dependencia a los fármacos, e incluso eliminar la necesidad por completo. Pero lo importante es cultivar ordenadamente las hierbas que poseen propiedades medicinales.

La creencia que todas las preparaciones de hierbas son seguras dada su calidad de naturales, está muy lejos de la verdad. Un ejemplo típico es la Dedalera o Digitalis Purpurea, cuyo fármaco cardíaco sintético extraído de la planta tiene un efecto positivo en la función del corazón. Pero la ingesta arbitraria de cualquier parte de la planta puede provocar náuseas y vómitos, e incluso puede llevar a un colapso total por intoxicación.

La accesibilidad es otro tema, como en el caso de la vinca de Madagascar / Catharanthus Roseus/ de donde se obtienen los medicamentos anticancerígenos vinblastina y vincristina, de esta planta no se puede obtener beneficio alguno si no se cultiva por un herbolario experimentado que pueda realizar un trabajo específico, pues se requiere de un proceso complejo para extraer dichos fármacos. En un jardín común, solo aporta con su bella exhibición. Por lo tanto, es necesario cultivar plantas a las que se pueda acceder a través de preparaciones simples como tés e infusiones, cataplasmas y/o polvos.

Algunas plantas medicinales pueden usarse para tratar enfermedades específicas, mientras que otras tienen un efecto positivo generalizado en nuestra salud cuando se usan regularmente. Muchas hierbas pertenecientes a este último grupo han encontrado su sentido en nuestra escena culinaria como agentes saborizantes.

IDEALMENTE, UN JARDÍN MEDICINAL DEBERÍA TENER PLANTAS QUE TENGAN USOS PRÁCTICOS PARA EL HOMBRE COMÚN, ADEMÁS DE SER FÁCILES DE CULTIVAR.

AQUÍ HAY UNA GUÍA PRÁCTICA DE ALGUNAS DE LAS HIERBAS ACCESIBLES QUE HAN RESISTIDO LA PRUEBA DEL TIEMPO:

1.   ALOE VERA O SÁBILA

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

El aloe vera es bien conocida como una planta agradable para la piel. Tiene propiedades medicinales que las personas realmente utilizan, ya que generalmente es segura y no requiere de procesamiento antes de su uso. Es un imprescindible en cada jardín, ya sea que se cultive en macetas o en la tierra misma.

Crece bien en un lugar soleado en áreas más cálidas donde no hay mucho peligro de heladas. Siendo una suculenta, es resistente a la sequía, requiere muy poco cuidado y prospera en suelos desfavorecidos. Se propaga libre y rápidamente, por lo que puede comenzar con solo una o dos plantas de un proveedor confiable. Hay varios tipos de aloes; no todos son comestibles o tienen las propiedades medicinales atribuidas al Aloe Vera.

La pulpa gelatinosa e incolora de las hojas maduras se puede aplicar a cortes y quemaduras menores y a la piel seca, inflamada o dañada debido a eccemas u otras afecciones dérmicas. Es un excelente humectante con efecto antiinflamatorio y leve antimicrobiano.  Además es comestible. Su uso regular puede prevenir el estreñimiento y aliviar otros problemas digestivos, como la colitis ulcerosa y el sindrome del colon irritable.

Lectura recomendada: 10 razones por las que cada hogar debe tener una planta de aloe vera

2. MENTA (MENTHA × PIPERITA)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

Este híbrido natural de menta se usa ampliamente en productos de higiene dental, desodorantes, bálsamos y dulces. Posiblemente la hierba medicinal más antigua utilizada por el hombre, existe evidencia de que la menta se ha utilizado durante miles de años. Cultívela en una parte del jardín donde las plantas tengan agua y dele suficiente espacio para esparcirse.

Beba un té hecho con un puñado de hojas de menta para calmar los trastornos estomacales y aliviar el dolor y las molestias causadas por gases. Lleve algunas ramitas de menta cuando viaje. Olfatearlo de vez en cuando evitará las náuseas y los vómitos asociados con el mareo por movimiento.

El mentol es el ingrediente activo que se encuentra en abundancia en la menta, así como en muchos otros miembros aromáticos de la familia de la menta, tiene un efecto refrescante sobre la piel. Haga una cataplasma de las hojas y aplíquela sobre la piel para aliviar la picazón y el ardor que resultan de las alergias de la piel y las condiciones inflamatorias. Tiene una acción analgésica leve y alivia dolores de cabeza y calambres musculares.

3. TOMILLO (THYMUS VULGARIS)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

Esta hierba perenne con pequeñas hojas aromáticas se suma a la colección de hierbas medicinales. El tomillo es fácil de cultivar en un lugar soleado y prospera entre rocas, desafiando el calor del verano y las heladas invernales. El aroma característico del tomillo proviene del aceite volátil que contiene timol (sustancia cristalina incolora), que se libera al menor contacto. Muchas hierbas contienen este poderoso compuesto fenólico antiséptico, pero el aceite de tomillo tiene más del 50% de contenido de timol .

El uso más importante de tomillo es para tratar infecciones del tracto respiratorio. El extracto de tomillo se toma por vía oral para aliviar la bronquitis , la congestión del pecho, el asma y la tos ferina. Se puede administrar una cucharadita de extracto de tomillo mezclado con la misma cantidad de miel en dosis divididas a los niños pequeños.

Use una infusión de tomillo como gárgaras para deshacerse del mal aliento y las llagas en la boca. Puede ayudar con la amigdalitis y la laringitis. Se dice que molido puede ser aplicado en el cuello reduciendo las infecciones de garganta. Además la inhalación de sus vapores reduce el agotamiento nervioso.

4. ROMERO (ROSMARINUS OFFICINALIS)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINALEl romero es más bien un arbusto leñoso, pero merece un lugar en cada jardín de hierbas por sus usos medicinales y culinarios. Aunque no se parece en nada a otras plantas de menta, pertenece a la misma familia. Desde el sufijo officinalis (u oficinal, es un epíteto latino medieval que denota especies con usos medicinales), está claro que el romero se ha constatado como una planta medicinal desde hace mucho tiempo, pero en nuestro jardín medicinal, debe usarse para la salud general y el bienestar, en lugar de problemas específicos.

Conocida durante mucho tiempo como la hierba del recuerdo, la afirmación de que el romero mejora la memoria ha tenido un impulso desde los últimos descubrimientos de investigación. Se ha demostrado que su ácido carnósico previene el daño cerebral y la neurodegeneración del hipocampo inducida por los péptidos beta-amiloides, proteína procesada que está relacionada con el Alzheimer y la degeneración neuronal senil. En estudios separados, se ha encontrado que el romero mejora la función cognitiva y reduce el envejecimiento cerebral. Su potencial en el tratamiento del cáncer también ha sido prometedor.

Cultive este arbusto leñoso en una maceta o plante varias, en línea, para formar una cerca aromática en el jardín. Use las hojas regularmente en la cocina y beba, a diario, las infusiones de esta hierba para obtener el máximo beneficio.

5. MANZANILLA (CHAMAEMELUM NOBILE)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

Ningún botiquín está completo sin flores de manzanilla, incluso se puede convertir en el mejor té relajante para calmar una mente con problemas , así como a un bebé con cólicos. Su uso generalizado en variadas culturas y para muchas enfermedades es prueba suficiente de seguridad y eficacia.

Hay más de un tipo de manzanilla, pero el que requerimos es la manzanilla romana Chamaemelum Nobile. Esta planta peluda tiene hojas finamente divididas y flores blancas tipo margarita con centros de color amarillo brillante, pero esa descripción no ayuda mucho a diferenciarla de la manzanilla alemana. Es por eso que los nombres científicos son importantes para identificar esta y todas las plantas medicinales.

Cuando la cultivas, puedes hacer un té con cabezas de flores frescas o secarlas para usarlas más adelante. Tome un puñado de flores en un tazón y vierta agua hirviendo sobre ellas. Dejar reposar durante 15-20 minutos y escurrir. Tome una taza de esta bebida calmante cuando se sienta ansioso o inquieto, o antes de acostarse en caso de que tenga dificultades para quedarse dormido.

También te puede interesar:  El planeta Tierra Es Mas Verde Hoy que hace 30 años

Una cucharada o dos deben calmar a los bebés y niños pequeños que tengan dolor cólico o malestar estomacal. Úselo para hacer gárgaras y aliviar, así, las úlceras en la boca. También puede bañar o rociar la piel afectada con eczemas varias veces al día con  infusiones frías de estas flores.

6. CALÉNDULA (CALÉNDULA OFFICINALIS)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

La caléndula con sus flores amarillas y naranjas es una decoración preciosa para cualquier jardín. No es muy delicada con respecto a la fertilidad del suelo o el pH, se puede cultivar fácilmente a partir de semillas y la puede cuidar como anual o perenne según la zona de crecimiento.

Sus flores comestibles se pueden utilizar para tratar casi cualquier problema relacionado con la piel. Use una cataplasma de pétalos para aliviar las quemaduras solares y para eliminar el acné y las manchas en la piel. Utilícelo como antiséptico en cortes, magullones y contusiones. Detiene el sangrado y reduce la inflamación. Muchos ungüentos para la piel contienen extracto de caléndula como ingrediente activo.

La infusión sirve para aliviar venas varicosas y aliviar problemas digestivos.

7. SALVIA (SALVIA OFFICINALIS)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

Las plantas de la familia salvia tienen una larga historia de uso medicinal, como se desprende de su apellido. La salvia común que tiene hojas verdes grises alargadas y ligeramente gruesas se usan para cocinar, y puede mejorar el apetito y prevenir la flatulencia.

Esta planta tiene un efecto regulador hormonal en las mujeres . Un té de sus hojas puede aliviar la dismenorrea (dolores menstruales) y los síntomas asociados con el síndrome premenstrual y la menopausia. La inhalación de una infusión de salvia alivia los problemas respiratorios, incluido el asma. Reduce la sudoración excesiva y la salivación. La salvia es neuroprotectora y se usa para tratar la enfermedad de Alzheimer, la demencia y la depresión.

8. LAVANDA (LAVÁNDULA ANGUSTIFOLIA)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

Vale la pena cultivar esta hierba solo por la deliciosa fragancia de sus pequeñas flores, pero además se puede usar terapéuticamente como un estimulante. Inhalar la fragancia de las flores es suficiente para aliviar el dolor de cabeza y la depresión. El aceite esencial extraído de las flores ocupa un lugar importante en la aromaterapia.

Agregue un puñado de flores de lavanda a los baños de tina o coloque bolsas de flores secas debajo de la almohada para lograr un sueño relajado. Aproveche al máximo las propiedades antisépticas y antibacterianas de la lavanda. Prepare infusiones frías y úselas para lavar la cara y la piel dañada. Puede eliminar el acné y acelerar la cicatrización de heridas.

9. ECHINACEA (E. PURPUREA / E. ANGUSTIFOLIA)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

La equinácea púrpura coneflower es un incondicional en la medicina herbal nativa de América del Norte. Tiene una acción inmunoestimuladora que permite al organismo combatir infecciones virales y bacterianas. Los productos comerciales de Echinacea tienen una gran demanda durante la temporada de gripe. Los usuarios regulares confían en su eficacia tan vehementemente como los médicos convencionales intentan desacreditarlos.

Los nativos americanos utilizaron sus raíces para tratar heridas, picaduras de insectos, quemaduras e incluso mordeduras de serpientes. Los capullos de flores se usan comúnmente como un remedio para el resfrío y la gripe. De las muchas coneflores moradas diferentes que existen en Norteamérica, la E. purpurea y la E. angustifolia son las dos especies más favorecidas.  Se puede cultivar cualquiera de ellas en un lugar soleado del jardín. Estas plantas bienales florecen solo en la segunda temporada.

Se  pueden elaborar tinturas que unidas al alcohol son consideradas muy potentes, para ello  se deben remojar los capullos de las flores o las raíces, o ambos, en alcohol puro y concentrado durante 4-6 semanas, y luego filtrar el líquido.

10. CONSUELDA (SYMPHYTUM OFFICINALE)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

Esta es otra planta herbácea que crece vigorosamente y que hoy tiene un estado de maleza en la mayoría de los lugares. Sin embargo, sus raíces y sus hojas se usan, tradicionalmente, para tratar las lesiones de los ligamentos y las fracturas de huesos, lo que le da nombres comunes como los huesos y los huesos de punto. Otros usos de la hoja y la cataplasma de la raíz incluyen el alivio del dolor artrítico y de las várices.

Aunque el extracto de consuelda tiene un historial de uso interno para tratar el exceso de flujo menstrual, problemas gastrointestinales y úlceras estomacales, hoy en día solo se sugiere como aplicación tópica. La alantoína en la planta puede ayudar a reparar y regenerar los tejidos. Hacer gárgaras con una infusión de hojas de consuelda ayuda a aliviar el dolor de garganta y la enfermedad de las encías. No se recomienda en infusiones.

11. LLANTÉN DE HOJA ANCHA (PLANTAGO MAJOR)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

Esta planta se considera una mala hierba, pero tiene varias propiedades medicinales, entre las que se incluyen: la capacidad antimicrobiana, antiinflamatoria y de curación de heridas. Las hojas frescas se muelen y se aplican en forma de cataplasma para picaduras de insectos y llagas en la piel,  alivian el dolor y promueven la regeneración de tejidos. La alantoína en la planta es un promotor del crecimiento celular. Otro compuesto bioactivo la aucubina es un antibiótico suave, y el alto contenido de mucílago alivia la piel lesionada y aminora el dolor.

Un té hecho con hojas frescas es astringente y ayuda a controlar la diarrea. Las personas que sufren de gota comen las hojas, ya que la aucubina aumenta la excreción de ácido úrico en los riñones.

12. Verbasco o Gordolobo (VERBASCUM THAPSUS)

12 HIERBAS CURATIVAS QUE NECESITAS CULTIVAR EN TU JARDÍN MEDICINAL

Esta planta alta que crece hasta 2 pies de altura destaca en cualquier lugar donde crece. Pero si le ofrece un lugar en su jardín medicinal, puede cosechar las hojas y las flores. Se han utilizado durante más de 2.000 años para tratar problemas del tracto respiratorio.

El té Mullein hecho con hojas o flores es un excelente expectorante. Se utiliza para aliviar la tos asociada a la bronquitis. El mucílago en la planta ayuda a aflojar las flemas y las saponinas ayudan a eliminarlas. Cuando la infección ha afectado los pulmones, sus hojas se enrollan y se fuman para aliviar la congestión del tórax.

Sus raíces se usan para tratar infecciones de la piel, como el pie de atleta. Muela las raíces secas y aplíquelas en el área afectada varias veces al día. Su infusión también es eficaz en el tratamiento de verrugas

Nota: Todas las hierbas deben usarse con precaución porque contienen compuestos bioactivos potentes. Comience con pequeñas cantidades inicialmente para probar su tolerancia. Cuidado con las reacciones alérgicas. Las personas que tienen alergia a la ambrosía pueden tener reacciones similares a las plantas medicinales que pertenecen a esa familia.

También te puede interesar:  Plantas e infusiones para aliviar los dolores menstruales